domingo, 20 de enero de 2008

Elogio del saber no rentable

JuanGoytisoloEl año pasado, J.A. Rojo hizo una crónica en El País comentando la intervención de Juan Goytisolo en la cita internacional de literatura iberoamericana de Santillana del Mar, y en la que el escritor alzaba la voz contra toda forma de conocimiento utilitario y rutinario. Según Rojo, las dos innovaciones tecnológicas que Juan Goytisolo ha introducido en sus hábitos de escritor son la utilización del bolígrafo y de la cinta adhesiva. El bolígrafo le ha permitido evitar las manchas de tinta que la pluma dejaba en sus cuartillas. Con la cinta adhesiva cubre los tachones que hace durante la corrección de sus textos. No ha sabido nunca de teclados ni de ordenadores. Escribe siempre a mano.

"La llave de estos saberes no rentables", dijo Goytisolo en su intervención, "me permitió el trato directo con gentes, a veces analfabetas o poco instruidas, cuya sabiduría, Yemaa-el-Fnadespreciada por los educados con criterios utilitarios, me enriqueció". Luego se refirió a alguno de estos saberes: "Las variedades idiomáticas o acentuales del darixa, sus injertos en lenguas extranjeras (tamazih, francés, español), su inventiva popular a través de metáforas o metonimias, sus baladas, chistes, refranes...".

También arremetió contra la mojigatería y el esencialismo identitarios, denunció la fosilización del conocimiento y diagnosticó que "saber y carrera académica son cosas distintas y a menudo incompatibles". Reivindicó la figura de Rafael Sánchez Ferlosio -"el modelo más libre del amor a un saber no rentable"- y criticó el actual sistema académico por plegarse a lo estrictamente pragmático, decantándose por la instrucción frente a la verdadera cultura."

3 comentarios:

Elena dijo...

Siento decir que discrepo con el Sr. Goytisolo en el asunto del bolígrafo. Pocas cosas hay comparables al placer de escribir con una buena pluma. No ha de se cara, sólo ligera, suave y fluida.

Hace años que sólo escribo con pluma o con lápiz (además del ordenador, claro) y no puedo ir a ningún sitio sin llevarlos conmigo.

Elena dijo...

morir una mica cada dia
morir un dia cada poc
morir dia a dia
morir a poc a poc
[pau bas, 1968-2008]

Manuel Márquez dijo...

Ésta se me había pasado, compa Elena. En fin, está claro que a muchos con la tecnofobia subida de grado, no se les ocurre mejor cosa que intentar justificarla con los argumentos más peregrinos (y, ojo, que a mí, por lo demás, Goytisolo me parece un tío intelectualmente bastante estimable), dando perfecto ejemplo, en más de un caso, de aquello de la zorra y las uvas.

No he manejado nunca la pluma para escribir, y no sé qué tal irá. Con el bolígrafo me apaño bastante bien, pero he de confesar que, en realidad, lo que escribo sin teclado es ya, a día de hoy, un ínfimo porcentaje de lo que escribo.

Un abrazo.