viernes, 8 de febrero de 2008

Ser siempre joven

5 comentarios:

Elena dijo...

También puede ser una condena.

Andrés dijo...

También una dicha, a veces; pero si serlo es morir joven como él, desde luego una condena! Hola de nuevo, después de una semana en la ciudad de los canales (V), (todo bien, sí, gracias por el toc) Am

Elena dijo...

Morir pronto, como en este caso o en el de MM, te convierte en un joven eterno y en un muerto bello. Pero no (sólo) iba por ahí mi comentario. Me refería también a las inseguridades que suelen acompañar a la adolescencia y a la primera juventud. Superarlas, y madurar, es un gran consuelo.

Espero que hayas/hayáis disfrutado de un lugar tan especial como V.

SIMULADOR dijo...

A mí me da bastante miedo envejecer... creo que no tengo miedo a la muerte ni nada por el estilo, pero sí a ciertas formas de entender la madurez... y de que, al final, acabe yo entendiéndola igual (igual de mal).

Pero es cierto que no volvería a mis épocas juveniles pasadas ni de coña, así que supongo que madurar, y dejar atrás la juventud y todo lo que conlleva, me hará sentir más... ¿cómoda?

Elena dijo...

Cada uno es cada uno, desde luego, y como decía aquél, dejemos las conclusiones para los idiotas, pero yo diría que con el paso del tiempo se produce un mecanismo como de autoaceptación que es muy útil para sobrevivir.

Algunas veces la naturaleza es sabia.