miércoles, 28 de enero de 2009

sábado, 24 de enero de 2009

Lo mejor está por llegar

Traducciones de El mal de MontanoComo “el itinerario de un moderno Don Quijote, lanza en ristre contra los abundantes enemigos de la literatura. La historia de una bella fuga mínima, llena de desvíos que llevan al abismo y al vértigo de la escritura y la vida. Un intento más de huir de lo establecido para tratar de crear la belleza extraña de un estilo y decir cosas distintas” definió Vila-Matas su obra El mal de Montano (Anagrama, 2002). Ahora, la versión inglesa de esta obra (Montano's Malady, editada por New Directions y traducida por Jonathan Dunne) es una de las finalistas de The Warwick Prize for Writing, premio literario que organiza la Universidad de Warwick, y que en su edición inaugural está dedicado a la complejidad. El complejo, insólito y sobre todo literario Mal de Montano es el único texto de ficción seleccionado por los ingleses que, además, no fue escrito originalmente en inglés.

Traducciones de El mal de Montano

sábado, 17 de enero de 2009

Toponimia de Namibia

África oculta
:: benguela :: brandberg :: cape cross :: caprivi :: cunene :: epupa falls :: etosha :: gobabis :: grootfontein :: hardap :: hartmann :: henties bay :: huanib :: huarusib :: kalahari :: kamanjab :: kaokoland :: kaokotavi :: karibib :: katatura :: katima mulilo :: kavango :: keetmanshoop :: khorizas :: lüderitz :: mafana :: maltahöhe :: mannatjie :: marien fluss :: mariental :: mbakondja :: messun :: mopane :: munutun :: namib :: ngepi camp :: hobatere :: ohakane :: okahandja :: okanjima :: okapuka :: omaruru :: onduruzo :: opuwo :: oshakati :: orupembe :: otjinungwa :: otjiwarongo :: outjo :: palmwag :: rhino camp :: roidrom :: ruacana :: rundu :: sesfontein :: sesriem :: skeleton coast :: solitaire :: sossusvlei :: spitzkoppe :: spreegthoogte :: swakopmund :: tatekuru :: twyfelfontein :: ugab :: usakos :: velvichia :: walbis bay :: windhoek ::

África beware

domingo, 11 de enero de 2009

El silencio de Dios

El odio“Cuando termine la matanza actual, el odio sucio que quede en el aire será el arma de más largo alcance en esta guerra perpetua entre Israel y Palestina. El tiempo no cuenta. Tarde o temprano estos niños de Gaza destrozados en las escuelas, los heridos rematados por bombas de racimo en los propios hospitales, las casas y mezquitas destruidas con decenas de muertos cada día fermentando bajo los cascotes, trabajo ejecutado a la perfección por el ejército israelí, uno de los más poderosos del mundo, no harán sino ahondar el pozo negro en el que se van a sepultar todos, las víctimas y los verdugos, los vencedores y los vencidos. Para saber lo vulnerable que se siente Israel, no hay más que ver con qué extrema saña, pareja a la agonía, ataca a un pueblo hacinado en la miseria, desesperado y prácticamente indefenso. Convertido en una maquinaria de guerra, con la precisión de una garra de tigre, el ejército hebreo responde a las estúpidas provocaciones de los fanáticos de Hamás con una demoledora lluvia de acero sobre Gaza para cobrarse los cadáveres al ciento por uno, que es el rédito prometido por Yavhé a los suyos. Pero no se trata de ningún triunfo. De hecho, la inseguridad radical del estado de Israel es también nuestro propio riesgo, no exento de culpa. Como el odio de los humillados es el arma de más largo alcance, cualquiera de nosotros un día puede saltar por los aires mientras esté comiendo chuletas en un asador de Madrid o tomando una copa en un café de París o de Nueva York. Si se dejan a un lado las disquisiciones de los analistas acerca de este conflicto enquistado, lo cierto es que uno no podría vivir hoy con una mínima dignidad si no denunciara este exterminio perpetrado por los israelíes contra el pueblo palestino, aunque solo sea para no despreciarse ante el espejo al afeitarse. A cualquier cataclismo de la naturaleza le sigue el silencio de Dios, que nunca reivindica a miles de muertos. Ningún creyente se escandaliza. Pero la matanza indiscriminada que Israel impone a la población civil de Gaza es una catástrofe moral y callar, escurrir el bulto, buscar motivos para justificarla no deja de ser una bajeza. Por otra parte, Israel nunca podrá vencer con las armas. Sólo la paz duradera será su gran victoria.”

Manuel Vicent
El odio
El País, 11/1/2009

miércoles, 7 de enero de 2009

Pensamientos inútiles

Franz Kafka“Muchas cosas había que le recordaban a Karl su patria y él no sabía si hacía bien abandonando Nueva York y yéndose al interior del país. Nueva York estaba sobre el mar y ello significaba la posibilidad del regreso en cualquier momento a la patria. Y por eso se detuvo, y dijo a sus dos acompañantes que había cambiado de parecer y que tenía deseos de quedarse en Nueva York. Y cuando Delamarche sencillamente pretendió empujarlo, él no lo consintió diciendo que, según creía, le asistía todavía el derecho de decidir acerca de sí mismo. Tuvo que intervenir el irlandés declarando que Butterford era mucho más hermoso que Nueva York, y fue necesario que los dos se lo rogaran mucho antes de que se decidiera a proseguir la marcha. Y aun entonces no lo hubiera hecho todavía si no se hubiera dicho que así sería mejor para él, que tal vez sería mejor llegar a un sitio desde el cual la posibilidad del regreso a la patria no fuese tan fácil. Sin duda trabajaría mejor y adelantaría más allí donde no lo estorbaran pensamientos inútiles.”

Franz Kafka
América
Alianza - Emecé, 1971

jueves, 1 de enero de 2009

Playing For Change


When the night has come, and the land is dark
And the moon is the only light we will see
No, I won't be afraid, oh, I won't be afraid
Just as long as you stand, stand by me
So darlin', darlin' stand by me
Oh stand by me
Oh stand, stand by me, stand by me
If the sky that we look upon should tumble and fall
Or the mountain should crumble to the sea
I won't cry, I won't cry, no, I won't shed a tear
Just as long as you stand, stand by me
And darlin', darlin' stand by me
Oh stand by me
Whoa stand now, stand by me, stand by me
Whenever you're in trouble won't you stand by me
Oh stand by me
Whoa stand now, oh stand, stand by me...

(Lyrics Stand by me: Ben E. King)