viernes, 29 de abril de 2011

Frenesí arquitectónico

Guggenheim Bilbao
«La culpa es de Bilbao. Podemos atribuir a esta ciudad la expansión de la arquitectura icónica por tierras peninsulares. Y no porque Bilbao fuera la primera ciudad de España donde trabajaron arquitectos estrella extranjeros, sino porque fue la primera donde se verificó el milagro arquitectónico; donde un edificio como el Museo Guggenheim diseñado por Frank Gehry enderezó el errático rumbo de la urbe. El fenómeno fue tan exitoso que muchas ciudades desearon replicarlo, y empezaron a soñar un edificio único, prodigioso, capaz de transfigurarlas.»

 Arquitectura milagrosa (p. 23). Llàtzer Moix. Anagrama 2010
 [Hazañas de los arquitectos estrella en la España del Guggenheim]

3 comentarios:

Andrés dijo...

Cierto, aunque con un detalle no por pequeño menos importante: que el ÚNICO sitio donde el milagro arquitectónico-urbano funcionó fue ahí: en Bilbao. Después, nunca más, o al menos, nunca para bien.

Elena dijo...

Sí, en Bilbao funcionó. Pero hay algunos pasteles bastante incomestibles (Valencia, Santiago...). Por la proximidad (pues acabábamos de recorrerla en bicicleta) me pareció interesante saber como fue la transformación de la zona Hospitalet - Gran Vía.

¿Has leído el libro, Andrés? Me lo dejó un amigo y me ha gustado bastante.

Andrés dijo...

Valencia, Santiago, y varios de nuestra querida ciudad: entre las indigestiones incluyo cosas como... a) torre AgBar, b) MacBa, c) Las Arenas (y más recientemente) todo lo que rodeará a la pobre plaza de las Glorias: BcnHub, ZahaHadid, etc. Entre las madrileñas, el horror del cabo cañaveral que suponen las "4 torres", o el espanto del Reina Sofía de Nouvel. Y sí, eso de la Gran Vía está algo mejor porque parece que tiene un poco de intención urbana detrás (y sólo por compararlo con cómo era), pero los elementos por sí solos son espantosos, Ciudad de la Justicia incluida. No he leído el libro de LlM, pero como si lo hubiera hecho, tanto me han hablado de él ;) (Gracias por tu comentario retrasado: me haré con ese libro de Llovet que ya me había interesado cuando lo colgaste aquí). Besos, Andrés.