martes, 20 de septiembre de 2011

La luz de Antonio (López)

Antonio López: Terraza de Lucio (1962-1990)
Antonio López: Terraza de Lucio (1962-1990), óleo sobre 5 tablas.


Exposición actual de Antonio López en el Thyssen de Madrid.

5 comentarios:

Elena dijo...

Pero no es solo la luz de Antonio López lo que me fascina de su obra. Es también el reflejo del paso del tiempo: en el caso de la Terraza de Lucio plasmado en el deterioro del murete de cemento que hay en primer plano. O en los diversos trozos de madera que el autor fue añadiendo a lo largo de 28 años. Porque él, dice, no hace bocetos previos, y luego los cuadros le crecen por todas partes...

PS: En recuerdo del íntimo y magnífico mini-viaje madrileño en compañía de A., B., I., J., MC. y P. / Y, por muchos más.

Superwoman dijo...

?Has estado? ?Hay muchas colas? ?Problemas con las entradas? Voy a finales de octubre y no me importaria visitar la exposicion con una amiga si lo podemos organizar.
Un supersaludo

Elena dijo...

Sí, he estado en la exposición y me ha encantado. Pero no creo que puedas ir a finales de octubre pues se acaba el 25 de septiembre. Las entradas se compraban por interner, pero veo en la página del Thyssen que ya están todas agotadas. Una pena, porque es magnífica. Ojalá prorroguen.

Andrés dijo...

¡Gracias por venir ayer, también para A.! Todo un detalle ;) El cuadro de la terraza de Lucio lo he estado viendo yo, durante años, desmontado en sus diferentes partes de madera, en la terraza de mi amigo JA (http://emetreinta.blogspot.com), cuya familia era la sucesora de Lucio en el piso de la calle Hilarión Eslava. ¡Casualidades!

Elena dijo...

Andrés, como ya sabes, a A. y a mí nos encantó la lectura de tu tesis doctoral "El exterior como prolongación de la casa", a propósito de (las estupendas) casa Gili -de Coderch- y casa Guzmán de De la Sota. Fue una lástima que no calculamos bien el tiempo que podía durar el acto y nos tuvimos que marchar a mitad de la segunda intervención de un miembro del Tribunal (¿Fariña?).

Pero estar allí y escucharte a ti fue una delicia. Así que enhorabuena por el resultado del trabajo, y por tener un amigo con la Terraza de Lucio.