martes, 28 de febrero de 2012

Los Tusquets

Tiempos que fueron
Tiempos que fueron
Esther y Oscar Tusquets
Bruguera, 2012
[Esther] «(...) o quizá porque nací incapacitada para los celos, como para la música y el vino / nada importa demasiado cuando se ha rebasado el límite de los setenta años / he dejado de acumular y he empezado a desprenderme / por motivos inexplicables he dejado hace meses de leer / la vejez es una larga sucesión de pérdidas y no voy a intentar detenerlas (...)» (pp. 21, 118, 159, 169 y 170)

[Oscar] «Reconozco que soporté pésimamente la decadencia de mamá y que mi alejamiento en los últimos días no tiene excusa. Que aquel ser que me había enamorado se convirtiese en un guiñapo físico e intelectual me superaba. El día que el servicio me hizo saber que no podía contener sus deposiciones, que tenían que recoger del pavimento, me cayó el alma a los pies. El último día que la vi con vida me pidió que me acercara para comunicarme al oído sus últimas palabras. No fueron "Luz, más luz", como dijo Goethe, o "Te he querido mucho", o "Recuérdame con cariño"..., fueron: "Vigila, porque creo que el servicio me estafa."» (p. 260)

10 comentarios:

porlatangente dijo...

Oscar siempre me ha caído gordo.

Elena dijo...

Sí, entiendo que pueda resultar un personaje irritante, pero yo tengo que admitir que, en su momento, sus primeros libros (Más que discutible, Todo es comparable y Dios lo ve) me resultaron bastante divertidos.

Elena dijo...

Por otra parte, este libro (Tiempos que fueron) no deja de confirmar la teoría de que (aunque me parezca una frase feísima) en todas partes cuecen habas. Las mismicas.

Andrés dijo...

¡Vaya dos! (los hermanos TB). Tengo que admitir que no entiendo muy bien la necesidad de contar todo esto al público. Suscribo que los primeros libros de OTB eran estupendos. 1abazo, A.

Elena dijo...

Bueno, Andrés, sabemos que si se cuenta bien se puede contar cualquier cosa, ¿no? 2abrazos.

Andrés dijo...

Sí, desde luego: pero quizás, y probablemente, eso -el hacerlo bien- está reñido con ser demasiado explícito, como aquí parece ser el caso. 3abrazos, A.

Pterosister dijo...

Estoy de acuerdo con Andrés.
¡Y qué de abrazos!
Pues yo, más.

Elena dijo...

Vaya, qué compincheo más bonito. A pesar de vuestro acuerdo, yo sigo pensando que decir se puede decir todo. Y luego que cada uno seleccione lo que quiera leer. Y yo sé -o creo saber- que a Pterosister (a quien por cierto correspondían 4abrazos) no le entusiasman las memorias ni los libros que narran lo real. (Y ¿qué es lo real, podríamos preguntarnos ahora?, pero más vale que no lo hagamos).

10abrazos, o sea, 5 a cada uno.

Pterosister dijo...

Por supuesto que no me gusta, y si además lo real es tan desagradable, pues más a mi favor. Pero, oye, cada uno disfruta con lo que quiere, y gente rara la hay a capazos.
Que rima con 5abrazos.

Elena dijo...

Y, siguiendo con el paranomásico derroche (o algo así) que mantenemos en otro lugar, también rima con adelgazo, aldabonazo, amenazo, amordazo, antebrazo y arañazo.