jueves, 1 de noviembre de 2012

Obama: Los sueños de mi padre

     «¿Qué es una familia? ¿Es sólo una cadena genética, padres e hijos, gente como yo? ¿O es una estructura social, una unidad económica, la solución óptima para criar hijos y dividirse el trabajo? ¿O quizás algo totalmente distinto: un cúmulo de recuerdos compartidos? ¿Un ámbito de amor? ¿Una pasarela sobr el vacío?» (p. 304)
   «Frente a esto sólo contaba con un aliado: la lejana autoridad de mi padre. Cada vez con más frecuencia [mi madre] me recordaba su historia, cómo había crecido pobre, en un país pobre, en un continente pobre, lo difícil que había sido su vida, tan dura como la peor que hubiera podido vivir Lolo. Sin embargo, él no eligió el camino fácil, ni inventó excusas. Era diligente y honesto, sin que le importase el precio a pagar. Había vivido según unos principios que le exigían una forma diferente de resistencia, unos principios que prometían una forma más sublime de poder. Mi madre había decidido que siguiera su ejemplo. No tenía elección. Estaba en los genes.» (p. 47)  
    «Había una chica en mi clase que me recordaba un tipo diferente de dolor. Se llamaba Coretta y, hasta que llegué yo, era la única negra de nuestro curso. Rolliza y de piel muy oscura, no parecía tener muchos amigos. Nos evitamos desde el primer día, aunque nos mirábamos desde lejos, como si el contacto directo sólo sirviera para darnos cuenta de nuestro aislamiento.»
Barack Obama (1995)

Los sueños de mi padre
(Dreams From My Father)
Una historia de raza y herencia
(A Story Of Race And Inheritance)

Traducción de Fernando Miranda
y Evaristo Páez Rasmussen
VINTAGE ESPAÑOL (2004)
Random House Inc.
Aquí: Editorial Almed, 2008

Young Obama in 1995:
Interview on Dreams From My Father
  Barack Obama: Los sueños de mi padre

7 comentarios:

Elena dijo...

Compré este interesante libro, hace muchos viajes, en la Barnes & Noble Fifth Ave de Nueva York.
Parece ser que es el primer libro que escribió BO, y lo hizo mucho antes de "ser famoso". De hecho, aquí puede leerse:

"Barack Obama publicó Los sueños de mi padre en 1995, un año antes de que su elección al Senado de Illinois diera inicio a su fulgurante carrera política. De hecho, se trata de un libro que difícilmente habría escrito un político en activo, porque Obama no se presenta como un hombre seguro de sí mismo y capaz de ofrecer a sus conciudadanos una solución a sus problemas, sino como alguien que se busca a sí mismo. Para encontrar al Obama político el lector debe dirigirse a su segundo libro, La audacia de la esperanza, publicado cuando ya era senador de los Estados Unidos."

Elena dijo...

Los vídeos en tamaño normal:
- Obama Gets Baby to Stop Crying
- Lena Dunham: Your First Time
- Happy Mother's Day
Y un montón de imágenes de la historia personal: A Mother's Promise: Barack's Biography

Andrés dijo...

Cross your fingers today! (First tuesday after novermber's first sunday, every 4 years). And thnks for your comment, 1beso. AM.

Pterobama dijo...


Si matas a un asesino, ¿no eres tú también un asesino?

Elena dijo...

Pteri, sí, si matas a un asesino creo que eres otro asesino. No sabía por qué lo decías,pero acabo de caer que debe ser por OBL.

Aun así, era de (muy) lejos la opción menos mala de estas elecciones, ¿verdad, Andrés?

Y, como dijo alguien: BO no ha hecho todo lo que habría querido, ha hecho lo que ha podido.

Elena dijo...

Del discurso de BO tras ser reelegido presidente:

"Y no sería el hombre que soy hoy sin la mujer que aceptó casarse conmigo hace 20 años. Lo voy a decir en público: Michelle, nunca te he querido tanto como en este momento. Me siento más orgulloso que nunca, viendo cómo se ha enamorado Estados Unidos de ti en tu papel de primera dama. Sasha y Malia, están convirtiéndose ante nuestros ojos en dos jóvenes fuertes, listas y bellas, igual que vuestra madre. Estoy muy orgulloso de ustedes. Pero tengo que decir que, por ahora, un perro es suficiente."

(Cómo no lo van a votar las mujeres.)

Pterosister dijo...

Si a mí me gusta él, y me gusta ella, y me he alegrado mucho de su reelección, pero esa " nube" me enturbia un poco el horizonte.

Y, vamos, no hay color, comparado con el obispo mormón.