martes, 9 de abril de 2013

Clara Usón: La hija del Este

Clara Usón: La hija del este
Clara Usón
LA HIJA DEL ESTE
Seix Barral, 2012
Booket, 2013

«"Si Dragan no te hubiera conocido, seguiría vivo", era lo que había empezado a decir Danilo; lo que pensaba él y también Igor, Marko, Martina... No podemos elegir a nuestros padres ni los tiempos ni el pueblo con el que vamos a vivir. Era un hombre sabio el patriarca Pavle. Si Yugoslavia no se hubiera desgajado, si los croatas no se hubieran empeñado en ser independientes, si Milosevic no hubiera empezado la guerra, si Milosevic nunca hubiera sido presidente de Serbia, si Karadzic no hubiera creado esa estúpida República Srpska, su padre no la habría traicionado. Sería un militar cercano al retiro, capitán o teniente coronel, no habría llegado a general. Seguiría viviendo en Skoplje o puede que en Pristina o tal vez le hubieran dado otro destino, Eslovenia o la Vojvodina. Tendría ese carácter peculiar, explosivo: encantador, chispeante, el alma de la fiesta cuando estaba de humor, áspero y desabrido cuando algo lo contrariaba, pero nunca habría matado a nadie. Y a ella no le habría mentido. "Se compara con Dios", había dicho Danilo. Y era cierto. El poder, los halagos, las reverencias lo habían transformado. Con frecuencia hablaba de sí mismo en tercera persona, como rendido a la admiración y el respeto que le infundía su propio personaje: "Si el general Mladic garantiza esto, es como si lo garantizara Dios." Se creía por encima del bien y del mal, un héroe legendario, con una misión: salvar a Serbia. "No sirve de nada matar a cincuenta mil musulmanes más. Enseguida se recuperan." Esa frase le producía escalofríos sólo ahora que la había visto escrita, traducida en palabras. Hasta anteayer la hubiera suscrito de un modo tácito, sin admitirlo. "Es necesario que mueran inocentes por la causa de la nación serbia, deben sacrificarse por las generaciones futuras..." Se recordaba explicándole eso a una confusa y poco convencida Nadica, que solo atinaba a defender la necesidad de que terminara, fuera como fuere y de una vez por todas, la guerra. » (pp. 446-447)
 about:
JM Pozuelo: "Considero otro acierto de Clara Usón el haber creado, junto al punto de vista de Ana, otro comple- mentario, exterior, concedido a un excelente personaje como Danilo Papo, un judío al que dota de voz narrativa, pero que es consciente, y lo marca al final, de que está siendo un vehículo narrativo de la propia Clara Usón, tanto para decir desde fuera a Ana como para retratar la gran complejidad de la cuestión étnica y cultural de los Balcanes."

1 comentario:

Pérdida dijo...

José Luis Sampedro (1917-2013):
- "Mi única ambición ahora es morir como un río en el mar. Ya noto la sal".
- "Nos dijo que quería beberse un Campari, así que le hicimos un granizado de Campari. Me miró y me dijo: 'Ahora empiezo a sentirme mejor. Muchas gracias a todos'. Se durmió y al cabo de un rato se murió".