miércoles, 16 de septiembre de 2015

Yecla antigua

«En el fondo de una calleja de terreros tejadillos, el recio campanario de la Iglesia Vieja se perfila bravío. Misterioso artista del Renacimiento ha esculpido en el remate, bajo la balaustrada, ancha greca de rostros en que el dolor se expresa en muecas hórridas. Y en la nitidez espléndida del cielo, sobre la ciudad triste, estas caras atormentadas destacan como símbolo perdurable de la tragedia humana.»
Azorín, La voluntad

No hay comentarios: