viernes, 6 de enero de 2017

Jonathan Galassi: Musa


«Paul estaba encantado con la jerga del universo de Rufus: los macrodatos, la escalabilidad, el pivoting, el crowdsourcing, la convergencia virtual, la geolocalización, pero no tardó mucho en comprender que todos los temas de los que hablaba aquel chico —plataformas y sistemas de entrega, los minilibros y la nanotecnología, las tarifas por página y esto y aquello y lo de más allá— tenían poco que ver con lo que era importante para él: las palabras en sí mismas y los hombres y las mujeres que las habían escrito. Rufus sabía ampliarlas o reducirlas en sus tabletas y portátiles, sabía añadir elementos visuales y música, reformatearlas de todas las maneras posibles y partirlas en pedazos o trozos o bytes y enviarlas al mundo mediante todo tipo de vías de comunicación, pero Moby Dick seguía siendo Moby Dick, lo leyeses en el dispositivo que lo leyeses, y Mnenósine era Mnenósine, lo mirases por dónde lo mirases.» (p. 216)
JONATHAN GALASSI, MUSA [inicio]
Trad. Jaime Zulaika. Anagrama, 2016, 240 p.

["...la proliferación de nombres, referencias literarias, citas, fechas y títulos de obras, descoloca un poco al lector, hasta sentirnos en una clara posición de inferioridad, un tanto incómoda, desde donde solo podemos constatar nuestra ignorancia", Pepa Echanove (o sea, lectura farragosa y prescindible)]

1 comentario:

Elena dijo...

horroroso