viernes, 17 de marzo de 2017

El delirio blanco, de Jacek Hugo-Bader

«De una conversación con la doctora Lubov Passar, narcóloga y psiquiatra udegue de Siberia Oriental.
—Los médicos me dijeron que consideran los rituales una especie de psicoterapia, que sirve sobre todo a la familia. Pero íbamos a hablar del vodka y las borracheras de los aborígenes. Que tienen cierta predisposición ya lo sabemos, pero eso no significa que tengan que beber hasta reventar.
—Pero lo hacen porque viven en un estado de estrés constante. Esto no sucede solo en Rusia, también les pasa a los esquimales y a los indios en Canadá y en Estados Unidos. Las naciones que se pusieron a vivir entre los aborígenes los superan tanto en número como en todo lo demás. Estamos en nuestra tierra, pero es como si no fuese nuestra. Es una situación horrible. Nos gustaría liberarnos, protestar, rebelarnos, alzar nuestros puños, pero no sabemos por qué causa luchar exactamente.» (p. 278)
Jacek Hugo-Bader. EL DELIRIO BLANCO [Biała gorączka, 2009]
Trad. Ernesto Rubio y Marta Slyk. Editorial Dioptrias, 2016
[A mí no me ha gustado, pero a Ricardo Signes, sí]