miércoles, 26 de agosto de 2009

Leer

“Estamos absurdamente acostumbrados al milagro de unos pocos signos escritos capaces de contener una imaginería inmortal, evoluciones del pensamiento, nuevos mundos con personas vivientes que hablan, lloran, se ríen. Aceptamos eso tan simplemente que en cierto sentido, por el hecho mismo de una aceptación automática y grosera, deshacemos la obra de los tiempos, la historia de la elaboración gradual de la descripción y la construcción poéticas, desde la época del arborícola hasta Browning, desde el troglodita hasta Keats. ¿Y si un día nos despertáramos, todos nosotros, y descubriéramos que somos absolutamente incapaces de leer? Quisiera que se maravillaran no sólo de lo que leen, sino del milagro de que sea legible.”

Vladimir Nabokov
Pálido fuego. Anagrama, 1986
Traducción de Aurora Bernárdez

11 comentarios:

porlatangente dijo...

Dudo que pueda con el Ulises, y eso que uno de mi bienes más preciados es una pastilla en forma de limón... Además, oirte hablar sobre el señor Bloom con tanta estusiasmo y espontaneidad me colma de felicidad. Me digo: Quizás, un día...Viva Nabokov forever! Para el viaje, te haré caso:libros peques para poder elegir y cambiar en caso de emergencia. Literatura portatil, Swift, Rilke... Y de regreso, hablamos de Cervantes. Entra SOLO.

Elena dijo...

y no te olvides de alguno de los últimos (philip)roth (indignación o sale el espectro), tangen, que son redondos / ayer, es cierto, tuvimos un buen momento / enjoy china

Andrés dijo...

Elena, ¿alguna edición que puedas recomendar del Ulises, que menciona Tangente, -¿en inglés, o mejor español?- para escalar ese 8.000 ahora ya apetecible, pero sin quedarse por el camino? Gracias, Con VN, ya sabes, totalmente de acuerdo. AM

Elena dijo...

Sin duda, y sobre todo para un hombre de mundo como tú, la versión original, Andrés.

Respecto a las traducciones españolas, y como precalentamiento de la escalada, te recomiendo el estupendo análisis de Eduardo Lago: El íncubo de lo imposible. Lago compara las 3 traducciones españolas (Subirats, Valverde y García Tortosa) y concluye diciendo: "Quien sienta la necesidad de proclamar una versión como la mejor, aquí encontrará un punto de partida en el que basar su veredicto. La decisión pondrá en evidencia, más que nada, a qué ideal de traducción se adscribe cada cual."

Y, por si tienes tentaciones de quedarte a mitad de la ascensión, echa un vistazo a Aunque no entendamos nada. Cosa que me recuerda que acabo de ver Mulholland Drive y me ha encantado.

Superwoman dijo...

Abres el grifo y sale agua, tiras del interruptor, hay luz... hay miles de pequeños milagros que damos por hechos en nuestra vida... y estoy de acuerdo completamente en que el primero de ellos es la lectura... pero antes incluso que ella, la comunicación y el lenguaje.

Andrés, sin duda, VO (aunque ya he confesado en este blog que yo no me siento preparada todavía para el Ulysses).
Un supersaludo
Un supersaludo

Elena dijo...

Siempre he pensado que abrir un grifo y obtener agua limpia es un importante factor de felicidad cotidiana.

Dos superabrazos, SW.

Oli dijo...

Un texto realmente inspirador. O si no, que se lo digan a Apropiaciones, que te cita. ;o)


OLI I7O

Elena dijo...

Evidentemente a quien se cita es al gran Vladimir. Pero de todas formas, thank you very much, Oli.

[Otro verano que no ha podiso ser!]

Oli dijo...

No me extraña. Juanig es un gran fan de Nabokov, y la cita es pura pasión.

[¡Siempre habrá una próxima!]


OLI I7O

Elena dijo...

Pues entonces gracias a Juanig (que todo lo que inventa es magnífico) de parte de Vera y Vlad.

Andrés dijo...

Elena y SW, gracias por tan útil información; os informaré de si me quedo en campamento base o hago cima. Besos, A