viernes, 31 de diciembre de 2021

Libros de 2021
















Bohumil Hrabal

  1. Diarios, Rafael Chirbes
  2. Leña menuda, Marta Barrio
  3. No moriré mai. Biografía de Eduard Punset, Genís Sinca
  4. Temps curvilini a Krems, Claudio Magris
  5. Desde mi celda, Juan Antonio Masoliver Ródenas
  6. Los argonautas, Maggie Nelson
  7. El silenci, Don DeLillo
  8. ¿Eres mi madre?, Alison Bechdel
  9. Huaco retrato, Gabriela Wiener
  10. Cuaderno de urgencias, Tereixa Constenla
  11. El colibrí, Sandro Veronesi
  12. Bluets, Maggie Nelson
  13. Sobre nosotras, sobre nada, Rosa Belmonte y Emilia Landaluce
  14. La historia de la nostalgia, Natalia Romaní
  15. Personajes en un paisaje de infancia, Bohumil Hrabal
  16. Gabo y Mercedes: una despedida, Rodrigo García
  17. Llamada perdida, Gabriela Wiener
  18. Lo que quiero decir, Joan Didion
  19. Volver a dónde, de Antonio Muñoz Molina
  20. Mort d’un guia de riu, Richard Flanagan
  21. Apeirògon, Colum McCann
  22. Fármaco, Almudena Sánchez
  23. Cuál es tu tormento, Sigrid Nunez
  24. Un domingo en Ville-d’Avray, Dominique Barbéris
  25. Madres y camioneros, Ivana Dobrakovoyá
  26. En busca del origen del lenguaje, Sverker Johansson
  27. Los secretos que guardamos, Lara Prescott
  28. Tanta gente, Mariana, Maria Judite de Carvalho
  29. Las enseñanzas de Don B., Donald Barthelme
  30. Filosofía felina, John Gray
  31. Volver la vista atrás, Juan Gabriel Vásquez
  32. El mundo de la tarántula, Pablo Carbonell
  33. Nueve lunas, Gabriela Wiener
  34. Los últimos pianos de Siberia, Sophy Roberts
  35. El matrimonio anarquista, Begoña Méndez y Nadal Suau
  36. Un día cualquiera en Nueva York, Fran Lebowitz
  37. L'anguila, Paula Bonet
  38. Serotonina, Michael Houllebecq
  39. Una presencia ideal, Eduardo Berti
  40. Territorio de luz, Yuko Tsushima
  41. Azucar quemado, Avni Doshi
  42. Remembranzas, Sinéad O’Connor
  43. Madres e hijos, Theodor Kallifatides
  44. Juan Belmonte, matador de toros, Manuel Chaves Nogales
  45. La maternitat d'Elna, Assumpta Montellà
  46. Trilogía de la noche, Elie Wiesel
  47. Ariel, Sylvia Plath
  48. Los años invisibles, Rodrigo Hasbún
  49. Calais, Emmanuel Carrére
  50. Últimas noticias de la duquesa, Caroline Blackwood
  51. Temporada de huracanes, Fernanda Melchor
  52. Notas para unas memorias que nunca escribiré, Juan Marsé
  53. Jo he servit al rei d'Anglaterra, Bohumil Hrabal
  54. Dendritas, Kallia Papadaki
  55. El hombre que salvó los cerezos, Naoko Abe
  56. Testo yonqui, Paul B. Preciado
  57. Recuerdos de mi inexistencia, Rebecca Solnit
  58. Pureza, Garth Greenwell
  59. Feria, Ana Iris Simón
  60. Deu de desembre, George Saunders
  61. La muerte en sus manos, Ottessa Moshfegh
  62. El funambulista, Jean Genet
  63. Agujero, Hiroko Oyamada
  64. Da igual, Agota Kristof
  65. El don de la siesta, Miguel Ángel Hernández
  66. Tomás Nevinson, Javier Marías
  67. Noticia de mi vida, Carmen Rigalt
  68. Bajo la superficie, Daisy Johnson
  69. Sin más amigos que las montañas, Behrouz Boochani
  70. Todas cuentan, Marta López Juan
  71. Sobre el tiempo y el agua, Andri Snaer Magnason
  72. El jardín de vidrio, Tatiana Tibuleac
  73. Dime una adivinanza, Tillie Olsen
  74. Nevada, Claire Vaye Watkins
  75. Vivir no es tan divertido, y envejecer, un coñazo, Oscar Tusquets
  76. Saber quién soy: Diario 1997-99, Laura Freixas
  77. Valle inquietante, Anna Wiener
  78. El placer de la Y, Irene Jiménez
  79. El enenmigo conoce el sistema, Marta Peirano
  80. Coníferes, Marta Carnicero
  81. La cazadora de osos, Karolina Ramqvist
  82. Por qué haría yo, Mary Robinson
  83. En la casa de los sueños, Carmen María Machado
  84. Cambalache, Javier Melero
  85. La anomalía, Hervé Le Tellier
  86. Cómo acabar con la escritura de las mujeres, Joanna Russ
  87. Tienes que mirar, Anna Starobinets
  88. Ecologismo real, José Miguel Mulet
  89. Las lealtades, Delphine de Vigan
  90. Canción, Eduardo Halfon
  91. Vivir, David Wagner
  92. Los frutos amargos del jardín de las delicias, Monika Zgustova
  93. Correspondencia privada, Esther Tusquets
  94. La edad del desconsuelo, Jane Smiley
  95. La planta del mundo, Stefano Mancuso
  96. Diario del artista en 1956, Jaime Gil de Biedma
  97. Simón, Miqui Otero
  98. Cuaderno de memorias coloniales, Isabela Figueiredo
  99. Niadela, Beatriz Montañez
  100. Gema, Milena Busquets
  101. La pequeña ciudad donde se detuvo el tiempo, Bohumil Hrabal
  102. Desmorir, Anne Boyer
  103. Ganarse la vida, David Trueba
  104. Los chicos de la Nickel, Colson Whitehead
  105. Yoga, de Emmanuel Carrére
  106. Los llanos, Federico Falco
  107. La huella de los días, Leslie Jamison
  108. Corazones cicatrizados, Max Blecher
  109. La facultad de los sueños, Sara Stridsberg
  110. Silencio administrativo, Sara Mesa
  111. Noche es el día, Peter Stamm
  112. La casa de foc, Francesc Serés
  113. Las gratitudes, Delphine de Vigan
  114. Casas vacías, Brenda Navarro
  115. Diario de un viejo cabezota, Pablo Martín Sánchez
  116. Una familia en Bruselas, Chantal Akerman
  117. La escritora vive aquí, Sandra Petrignani
  118. Los viejos creyentes, Vasili Peskov
  119. Contarlo para no olvidar, Mónica G. Prieto y Maruja Torres
  120. Clavícula, Marta Sanz
  121. Dora Bruder, Patrick Modiano
  122. El río de la conciencia, Oliver Sacks
  123. Sontag, Benjamin Moser
  124. Enfermos antiguos, Vicente Valero
  125. Hombres elegantes, Milena Busquets
  126. El retorn dels Bassat, Vicenç Villatoro
  127. Inventari de coses perdudes, Judith Schalansky
  128. Centroeuropa, Vicente Luis Mora
  129. Una vocación de editor, Ignacio Echevarría
  130. Tríptic de la Terra, Mercè Ibarz
  131. Una soledad demasiado ruidosa, Bohumil Hrabal
  132. Yo soy el monstruo que os habla, Paul B. Preciado

libros de 2021 libros de 2020 libros de 2019 libros de 2018 libros de 2017

libros de 2016 libros de 2015 libros de 2014 libros de 2013 libros de 2012

libros de 2011 libros de 2010 libros de 2009 libros de 2008 libros de 2007

miércoles, 29 de diciembre de 2021

Diarios, de Rafael Chirbes


Rafael Chirbes (Tavernes de la Valldigna, 1949-2015)
DIARIOS
A RATOS PERDIDOS 1 y 2

Prólogos de Marta Sanz y Fernando Valls
Anagrama, 2021 - 472 págs. - inicio - fragmentos

Son una bomba, Jordi Corominas
Conecta con los debates del presente, Lucas Marco
La intimidad de RC desenmascara al mundo editorial, Peio H. Riaño
Desarmadamente valientes, Manuel R. Rivero
Cruda y magistral forma de acercarse a la vida, Sara Mesa
[formidable]
[marzo 1986] «Hoy no he ido a trabajar. Me he pasado el día en la cama. Anoche bebí hasta las cinco de la mañana. Después de arrastrarme por todos los tugurios de Madrid que conozco, acabé en la Gran Vía junto a la Telefónica, intrentando ligar en plena calle, pagándoles cervezas y comprándoles cigarros a putas desdentadas y a decrépitos exchulos borrachos. Me traje a casa a un tipo maduro, que iba más borracho que yo y que, al despertarme, he descubierto que se ha ido, robándome tres mil pesetas [...] Puta atracción por lo que me degrada. Agua sucia que busca el sumidero. Esos santos cristianos que les besaban los llagados pies a los leprosos, que cambiaban sus ropas por las de los mendigos. De esa tradición procedo.» (pág. 149)

[agosto 2001] «Solo En la lucha final me planteó tantos problemas como me está planteando la novela que escribo. Tengo voces, personajes, pero me faltan los cinco puntos esenciales que hacen que un texto sea una novela: ¿quién cuenta?, ¿qué cuenta?, ¿por qué lo cuenta?, ¿a quién se lo cuenta?, ¿para qué se lo cuenta? Pero es que lo que quiere contar no puede haber ningún narrador capaz de asumirlo [...] Tengo el título por anticipado (P.S.: No lo tenía, se acabó titulando Los viejos amigos). O sea, que es una novela de la razón, un fruto de la voluntad. Malo. Falla ese fluido (¿del subcosciente?) que ha estado siempre al fondo de mis libros, a los que, seguramente por eso, por no saber de lo que tratan, nunca he acabado de encontrarles el título, ni siquiera una vez terminados. Todos, o casi todos, han llegado a la editorial con títulos que luego he desechado. Ha hecho falta que ellos, los propios libros, me contaran a mí el tema para que me diera cuenta del título.» (págs. 277-278)

[agosto 2004] «Pararse un instante a pensar. Dejar, incluso, de leer. Al fin y al cabo, los libros son también un gran ruido. Uno salta de un libro a otro en una cabalgada que te impide contemplar el paisaje que te rodea; que te impide, sobre todo, mirarte a ti mismo, aunque, al fin y al cabo, ¿qué es uno mismo? Una vida es un razonamiento, digamóslo así, una narración; y yo tengo la impresión de que, en todos estos años de aprendizaje, no he sido capaz de hilar un silogismo correcto. Trampas, autoocultaciones; prisas [...] Veo películas en la tele, leo libros, y lo olvido todo de inmediato, a lo mejor porque no soy capaz de descubrir qué lugar ocupan en la narración de mi vida, qué vacío colman, o por qué me sobran.» (págs. 361-362)

[noviembre 2004] «Cabo Trafalgar, de Pérez-Reverte [...] el artefacto me produce repelús, un sentimiento de rechazo que, a medida que avanza el libro, roza la indignación. Me resultan insoportables los diálogos, que apenas ayudan a construir a los personajes; o, más bien, los destrozan. Pérez-Reverte está convencido de que como novelista puede hacer lo que le salga de los cojones (por usa el lenguaje que le gusta) [...] Algunas frases que dicen los personajes: "una cosa discreta, sufrida, fashion" (pág. 36), "como los enanitos del bosque, aibó, aibó" (pág. 39), "¿Cómo se dice poca picha en gabacho?" "Poca piché" (pág. 71), "Toma candela yesverigüé fandango, pa ti y pa tu primo. Tipical spanish sangría. Joputa. Yu understán?" (pág. 89) [...] Y a eso los críticos lo tratan de novela histórica. "Yes veriwell." El autor es académico.» (págs. 440-441)

martes, 28 de diciembre de 2021

Leña menuda, de Marta Barrio


Marta Barrio (New Haven, 1986)
LEÑA MENUDA
Tusquets, 2021 - 320 págs. - inicio
Cuerpos vulnerados, Domingo Ródenas de Moya
— "Si el momento más feliz de tu vida es tu embarazo, vaya vida de mierda", Francisco Camero
Leña menuda gana el Premio Tusquets de novela
[error]

«Una joven vive con ilusión desbordada la confirmación de su embarazo. Comienza un carrusel de planes junto con su pareja para adaptar la casa al nuevo hijo, elegir el nombre, imaginarse la vida con él. Una mañana ocurre un pequeño incidente camino del trabajo: en un atajo por un parque, le sorprenden unos perros que la derriban antes de que la dueña pueda contenerlos. En el hospital, confirman que el feto no ha sufrido daños, pero un doctor experimentado ve algo raro en las ecografías que debería haberse detectado previamente.» (CONTRAPORTADA)

viernes, 24 de diciembre de 2021

No moriré mai. Biografía de Eduard Punset, de Genís Sinca


Genís Sinca Algué (Manresa, 1970)
NO MORIRÉ MAI
BIOGRAFIA D'EDUARD PUNSET

Onada Edicions, 2020 - 240 pàgs. - Bibl. Clarà

Genís presenta el libro
Las Redes de Eduard Punset
Eduard comunicador
Eduard en El hormiguero
Eduardo Punset en El País
[una vida intensa]

«Aquest llibre és el recorregut fascinant per la vida del famós divulgador científic Eduard Punset i Casals (Barcelona, 1936 – Barcelona, 2019), un dels personatges més sorprenents del panorama televisiu i cultural del darrer terç del segle xx. El ganxo personal de Punset al capdavant del seu irrepetible programa Redes (1996-2014), va convertir-lo en una de les primeres estrelles mediàtiques, per dret propi. Punset va debutar amb el seu programa de divulgació científica quan ja tenia seixanta anys, però en realitat era una passa més en la intensa carrera professional i personal, majoritàriament desconeguda pels seus seguidors, que havien portat Punset, economista de professió, a realitzar feines tan diverses com la de representant econòmic pel Fons Monetari Internacional (Washington, Haití), conseller de finances del president Tarradellas (1978) o ministre de Suárez (1980). Al llarg d’un seguit de trobades, amb moments hilarants i anècdotes impagables, Genís Sinca conversa amb Punset amb la intenció d’extreure’n i recordar sobretot el ric univers de vivències i personatges insòlits que basteixen la seva vida, els pares, les filles, la important etapa d’infància a la Vilella Baixa, el salt als Estats Units, però també l’etapa com a estudiant a Madrid, la militància al Partit Comunista Espanyol i l’esforçada experiència com a exiliat polític. Mentre repassa la seva vida, Punset s’adona que, explicant-la, completa l’el·lipsi més important i que, en efecte, qualsevol que aconsegueixi reconciliar-se amb el seu passat, de manera neta i positiva, acaba d’iniciar el viatge definitiu cap a la immortalitat.» (CONTRAPORTADA)
Alguns invitats a Redes: Jay Gould o la reinterpretació de la teoria evolutiva :: Ken Nealson, life is a mistake :: John Bargh: la intuïció és tan vàlida com la raó :: Thomas Joiner: el suïcidi es pot evitar ::

jueves, 23 de diciembre de 2021

Bye, Joan (1934-2021)


Joan Didion: El centro cederá
Joan Didion reflexiona sobre su carrera literaria y su agitada vida personal en este documental de 2017 dirigido por su sobrino Griffin Dunne.


El año del pensamiento mágico, Joan Didion Quintana Roo en la portada de Noches azules Los que sueñan el sueño dorado, Joan Didion
:: El año del pensamiento mágico, Global Rhythm, Barcelona, 2007 :: Noches azules, Literatura Random House, 2012 :: Los que sueñan el sueño dorado, Literatura Random House, 2012 :: Lo que quiero decir, Literatura Random House, 2021 ::

miércoles, 22 de diciembre de 2021

Temps curvilini a Krems, de Claudio Magris


Claudio Magris (Trieste, 1939)
TEMPS CURVILINI A KREMS
[Tempo curvo a Krems, 2019]
Trad. Anna Casassas
Edicions de 1984, 2021 - 128 págs. - Bibl. Gracia

Marisa Madieri: Verde agua
Compendio y elegía, J. Aparicio Maydeu
Espléndidos cuentos sobre la vejez, M. Monmany
Fragmento en castellano
[Magris no es para mí]

«[...] i al pol nord hi arriben totes les puntes dels grills, totes les hores del món alhora: a quina hora Amundsen va ser el primer de trepitjar el pol sud? No és veritat que el temps serà abolit, com promet o amenaça l'Apocalipsi parlant del futur —un temps del verb, no l'abolició del temps sinó un proliferar, barrejar-se, contra-dir-se de tots els temps possibles i coexistents—; la vida —o la mort— és un polsim vertiginós.
    El temps és a dir la mort. El 96 va morir V., criatura adorable, ja no, però encara criatura, fins i tot després dels anys del mal que la va torturar i desfigurar sense oscar-ne la indestructible dignitat, l'encant del que va ser i que per tant és per sempre. Aquella data, línia divisòria de la vida i no tan sols de la seva, comporta d'una resclosa del riu que impedeix el pas de les aigües.
    Que la V. ja no hi és, ¿què vol dir? ¿Que pot-ser Shakespeare ja no és un poeta sinó que només ho era i ara ja no ho és? ¿Què hi tenen a veure, amb el seu ser poeta ara i sempre, les seves artèries desgastades o qui sap quines altres tares? I unes altres, uns altres, amigues, amics: l'amistat, un altre nom de l'amor, un caminar junts càlid i arriscat, estimar és un atzar però és per sempre, o sigui que ara... Alguna amiga i algun amic ja no caminen de costat, han agafat un altre camí que porta a un altre lloc, encara que no acabin de saber on, potser s'han quedat una mica enrere, qui sap si s'han aturat en una osmiza a beure algun got de Terrano, d'aquí a una mica jo també recularé o continuaré endavant i els trobaré, si encara hi ha Terrano i pernil segur que encara hi són, hi ha més d'una osmiza on s'està millor que en aquest món.» (págs. 66-67)

lunes, 20 de diciembre de 2021

Desde mi celda, de Juan Antonio Masoliver Ródenas


Juan Antonio Masoliver Ródenas (Barcelona, 1939)
DESDE MI CELDA
Memorias

Acantilado, 2019 - 296 págs. - inicio - Bibl. Clarà

El falso extranjero, Enrique Vila-Matas
Un extraordinario embajador cultural, César A. Molina
JAMR habla con Gabriel Ruiz Ortega
Un ejercicio de libertad, Andrés Seoane
[denso]

«He sido varias personas a lo largo del tiempo. Y trato de pensar cómo influyeron mis antiguos yos en lo que soy hoy. Qué hay del pasado en mí presente. Bueno, el pasado está todo en mí. Escribo estas memorias sin fechas, sin orden cronológico, porque mi cuerpo ha cambiado, pero mi interior alberga todo lo que he vivido, incluso lo que he olvidado. Hay mucha gente que escribe diarios. Como si a través de la escritura pudieran retener el tiempo. Pero en realidad el tiempo no existe. Nosotros somos el tiempo Desde el momento en que escribo estas memorias me sitúo plenamente en el tiempo, quiero dejar constancia de lo que ha ido desapareciendo. Pero ¿qué es lo que desaparece? Cuando regreso al jardín de mi infancia a jugar a la avioneta estoy de nuevo allí, no he perdido nada, porque lo que cuenta es la memoria. Y las memorias son ese esfuerzo por convertirlo todo en presente. O por lo menos estas memorias. Nada heroico ha ocurrido en mi vida, aunque creo que vivir es una heroicidad. Es también una irresponsabilidad. ¿Para qué vivimos? Cierto, están los amigos, la esposa, los hijos. Pero ¿acaso dejaremos de morir por eso? ¿Qué nos llevamos con la muerte? Nada. La muerte no tiene memoria. Los demás sufrirán nuestra ausencia, pero no estaremos allí para acompañarles. También sé que casi todo lo que he vivido no podré repetirlo. Cada viaje que hago a los países que han sido mis países siento que es el último. Miro los libros de este estudio y sé que son muchos los que quedarán sin ser leídos. Tal vez los lea Sònia y entonces estaré prolongando mi vida. Mi vida de apasionado lector, sobre todo.
    ¿Y es cierto que todo sigue con nosotros? ¿Qué ocurre con los seres queridos que han muerto? ¿Siguen conmigo? No puedo engañarme: son parte de mí, pero esta parte ya no está en mí. Pienso en el silencio en el que viven. A veces, en mis insomnios, paseo con ellos, invento situaciones como si realmente estuviésemos juntos de nuevo viviendo nuevas experiencias. Pienso también que para muchos de ellos la muerte ha sido un alivio. La muerte está cada día más cercana. ¿La temo? Creo que es difícil imaginarla cuando estás sano, con frecuencia pensamos que inmortales. Lo que sí temo es la decadencia del cuerpo. La sufro también por Sònia, estudio de JAMR que ha de ser testigo de esta decadencia, aunque su cuerpo sea ajeno a ella. Pienso que cuando somos jóvenes no sabemos que lo somos. Somos ajenos al tiempo porque el tiempo todavía no se ha cebado con nosotros. O mejor, porque todavía no hemos necesitado vivir en el tiempo.» (págs. 264-266)

jueves, 16 de diciembre de 2021

Los argonautas, de Maggie Nelson


Maggie Nelson (San Francisco, 1973)
LOS ARGONAUTAS
[The Argonauts, 2015]
Trad. Ariel Magnus y Tal Pinto
Tres puntos, 2016 - 216 págs.
L'altra editorial, 2020 - comença'l a llegir en català

Radical aproximación a los géneros, Lara Feigel
Disfrutar reflexionando, Diana N.
Es ensayo pero es novela pero es autobiografía, Isabel Zapata
[lúcido]

«¿Cómo explicar que "trans" puede tal vez funcionar bastante bien como abreviación, pero que el discurso convencional y rápidamente cambiante que evoca ("nacido en el cuerpo equivocado", con la necesidad de emprender un peregrinaje ortopédico entre dos destinos fijos) es inútil para ciertas personas, pero parcial o incluso profundamente útil para otras? ¿Cómo explicar que para ciertas personas hacer "la transición" puede significar abandonar por completo un género, mientras que no es así para otras, como Harry, a quien le gusta identificarse como una marimacha que consume T? No estoy en camino a ninguna parte, a veces les contesta Harry a los que preguntan. ¿Cómo explicar en una cultura frenética por definiciones, que a veces el asunto sigue siendo confuso? No quiero el género femenino que me fue asignado en el nacimiento. No quiero tampoco el género masculino que la medicina transexual me promete y que el Estado me otorgará si me porto bien. No quiero ninguno de los dos [Beatriz Preciado antes de ser Paul B. Preciado]. ¿Cómo explicar que a ciertas personas, o para algunas personas en ciertos momentos, esta falta de resolución está bien, o es incluso deseable (por ejemplo, los "hackers" de género), mientras que para otras, o para otras en ciertos momentos, es una fuente de eterno conflicto o pesar? ¿Cómo dar a entender

    Harry Dodge y Maggie Nelson
que la mejor manera de saber cómo sienten las personas acerca de su género o su sexualidad —o cualquier cosa en realidad— es escuchando lo que tienen para decir e intentar tratarlas como corresponde, sin aporrear su versión de la realidad con la tuya?» (págs. 80-81)

martes, 14 de diciembre de 2021

El silenci, de Don DeLillo


Don DeLillo (Nueva York, 1936)
EL SILENCI
[The silence, 2020]
Trad. Ferran Ràfols
Edicions 62, 2020 - 112 pàgs. - inici - Bibl. Gracia

Breu llibre del desassossec, Sergi Sánchez
El vacío del fin de la tecnología, JM Guelbenzu
Fragmento
[tampoco era para mí]

«Any 2022: en Jim i la Tessa viatgen a casa d’uns amics a Nova York. Durant la maniobra d’aterratge, l’avió té un accident, i tot i que ningú pateix ferides greus, la parella es troba amb una escena increïble: una apagada d’energia ha deixat el mon sencer en un estat de pausa, sense telèfons, sense pantalles; on abans hi havia llum, ara hi ha foscor; on abans regnava el soroll, ara tot és silenci. Sense mitjans de transport operatius, es veuen obligats a caminar per uns carrers deserts. Un cop a casa dels amics, junts intenten entendre què ha passat i fins a quin punt el mon que tots coneixíem ha canviat, tant les certeses a les quals ens aferràvem com a societat com l’enemic, que ha passat de ser quelcom real i tangible (una guerra, una bomba) a ser una amenaça invisible, on les epidèmies de nous virus conviuen amb ciberatacs i criptomonedes.» (CONTRAPORTADA)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...