martes, 3 de noviembre de 2009

Formas de futuro


“When he woke in the woods in the dark and the cold of the night he’d reach out to touch the child sleeping beside him. Nights dark beyond darkness and the days more gray each one than what had gone before. Like the onset of some cold glaucoma dimming away the world. His hand rose and fell softly with each precious breath. He pushed away the plastic tarpaulin and raised himself in the stinking robes and blankets and looked toward the east for any light but there was none.

La carretera. Cormac McCarthy“Al despertar en el bosque en medio del frío y la oscuridad nocturnos había alargado la mano para tocar al niño que dormía a su lado. Noches más tenebrosas que las tinieblas y cada uno de los días más gris que el día anterior. Como el primer síntoma de un glaucoma frío empañando el mundo. Su mano subía y bajaba al compás de la preciada respiración. Retiró la lona de plástico y se puso de pie envuelto en aquellas prendas y mantas pestilentes y buscó algún atisbo de luz en el este pero no lo había.

La carretera
Cormac McCarthy
Trad. L. Murillo Fort
Mondadori, 2007

9 comentarios:

Andrés dijo...

No concozco el contexto de este extracto, pero puedo asegurar que poner la mano sobre el pecho de un niño que duerme y sentir su respiración es la cosa más reconfortante que se puede imaginar, en tiempos de alegría pero sobre todo de zozobra. A.

Elena dijo...

Se trata del inicio de este libro tan desasosegante (si es que esta palabra existe) que acabé de leer hoy a las 8 de la mañama, ya que el viento me había despertado mucho antes.

En La carretera he encontrado una simbiosis perfecta entre el mundo descrito y la forma de narrarlo. Ambos descarnados, Andrés. Mucha, mucha zozobra.

Y muy recomendable el Sr. Cormac.

Andrés dijo...

Gracias, lo apunto. Hemos compartido insomnio precoz de madrugada ¡qué susto!: pensé que era un niño que se había tirado por la ventana, y no, sólo los batientes dando golpes. Un beso. A.

Elena dijo...

Pues la que parece que se ha tirado de cabeza a la Antártida es nuestra amiga Dora.

no-Elena dijo...

“Nunca tuve, y aún no la tengo, la sensación de poseer una identidad personal. Me aparezco a mí mismo como un lugar donde algo sucede, pero donde no hay ningún yo.”

Bye Claude Lévi-Strauss (1908-2009).

Andrés dijo...

Ay Dora, desde que terminó de transcribir HALP, ¿no se siente un poco perdida? ;P Gran frase de Cl.L-S. Buen fin de semana. AM.

Anónimo dijo...

Y... ¿le puedes pedir a Dora que no sea tímida, que nos deje hacer comentarios en su blog? Que nos portaremos bien. A.

Andrés dijo...

Ese del comentario nº7: era yo, dando a "Enter" antes de tiempo.

elena dijo...

Andrés, tú eres tú, yo (no)soy yo, y Dora es Dora (y es muy suya). O, como dice un buen amigo (también arquitecto y no es O.): cada uno es cada uno (bueno, en realidad él dice caca uno es caca uno).

Con eso quiero decir que, en caso de que Dora T. Malú tenga algo que decir o hacer al respecto, ya lo hará. Pero dada su extrema timidez yo creo que no deberíamos tener muchas esperanzas de que se abra.

Happy weekend, dear Andrew.