viernes, 18 de junio de 2010

Danubio 2010: la lluvia no puede faltar

Desvío a Mauthausen. Aquí nos llovió en el cuerpo y en el alma
Pero mucho peor es el viento en contra :(

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Imaginé que sucedería cuando los ví partir, pero no parece una lluvia reveladora, una lluvia capaz de cambiarlo todo. La brújula sigue moviéndose locamente en busca de su destino. Es una lluvia pequeña incapaz de minimizar la atracción que ejerce el deseo de llegar. El viento es un viejo zorro, parece esperar el momento para empujar, mientras tanto sólo vale la constancia.

Feliz etapa viajeros!!

Xosé Erquicia

elena dijo...

(Sigo con este extrano teclado hungaro en el que para mas confusion todavia, la Y ocupa el lugar de la Z, y viceversa.)

Hoy si que acerte con la foto pues hemos tenido lluvia y viento en abundancia. Pero aun habia un elemento que empeoraba mas las cosas: el barro y cierta pequena confusion (por primera vez) en la eleccion del camino a seguir.

A pesar de todo, hemos coronado felizmente una larga etapa: KOMARNO - ESZTERGOM, de la cual algunos aun se estan reponiendo.

Si todo sigue aunque solo sea asi de (poco) bien, en dos dias llegamos a Budapest.