domingo, 28 de noviembre de 2010

El día empezó bien

Enric Granados/Diagonal, Barcelona
[“pero frente a cualquier problema universal, cada día da siete vuelcos el
corazón por sentimientos que forman el tejido de nuestra vida” M. Vicent]

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Volar antes de votar

Video from a weather balloon that rose into the upper stratosphere and recorded the blackness of space
[Alejarse de la tierra y verla como lo que es, una pequeña pelota dando tumbos por el espacio. Imaginarte indistinguible bajo las nubes. Después, ir a la urna (o a la luna) y votar.]

martes, 23 de noviembre de 2010

Fases

Dadme dinero para una campaña y yo también conseguiré votos. El Roto. El País, 23/11/2010
[“Primero te ignoran, luego se ríen de ti,
después te combaten y al final ganas.” Gandhi]

sábado, 20 de noviembre de 2010

Dos adúlteros americanos

John
“Esta noche, después de volar a la terminal de la armada, en La Guardia, cuando la caravana entra en Nueva York, el presidente ordena a su limusina que recoja a una joven a la que ha visto tratando de parar un taxi en Madison Avenue. Baja la ventanilla y dice: «Tal vez quiera que la llevemos.» La lluvia salpica el parabrisas mientras el presidente charla ingeniosamente con la joven, secretaria de una agencia publicitaria, antes de lanzarle una mano falda arriba. La chica le mira estupefacta. Aprieta las rodillas. Bruscamente se queda callada y él oye que la respiración se le acelera. Ordena que el vehículo se desvíe hacia el Hotel Carlyle para un interludio no programado, durante el cual la joven se mantiene tranquila pero no pronuncia en ningún momento la palabra «no». Él supera la decepción por su frigidez y después continúa el trayecto previsto hacia un banquete en beneficio de la investigación del cáncer, tras el cual vuelve al piso treinta y cuatro del Carlyle con la mujer de un corredor de bolsa que le ha llamado la atención (la mujer, no el corredor), y que ha manifestado su aquiescencia a una proposición felicitando al presidente por el suntuoso color castaño de su pelo, y los dos se han ido desvergonzadamente a un restaurante sin que el gobierno caiga ni que el marido cornudo se líe a tiros al alba desde diez pasos de distancia.”
Jed Mercurio, Un adúltero americano (American Adulterer)
Traducción de Jaime Zulaika. Anagrama 2010, Barcelona

Don
Según leo por ahí “la serie Mad men está ambientada en el Nueva York de los años sesenta, cuando la publicidad era considerada una de las profesiones con más glamour de la época. La serie cuenta la historia de Sterling Cooper Advertising, una ficticia agencia de publicidad de Madison Avenue, y se desarrolla en torno al contradictorio mundo de Don Draper, el hombre más importante en el negocio de la publicidad. Don deberá mostrar su habilidad tanto en la oficina como en la cama y tendrá que mantenerse un paso por delante en un momento histórica de rápidos cambios. La serie muestra con gran autenticidad los roles de hombres y mujeres de una era al mismo tiempo que explora la verdadera naturaleza humana bajo la apariencia de los tradicionales valores familiares de 1960.”
Mad Men es una serie dramática de televisión
creada y producida por Matthew Weiner

[Simultanear la lectura de Un adúltero americano con la visión de la cuarta temporada de Mad Men ha sido una interesante experiencia.]

domingo, 14 de noviembre de 2010

Hablar con una hermana nos hace más felices

“¿Tener una hermana hace que seas más feliz? La respuesta habitual (que las chicas y las mujeres son mucho más propensas que los chicos y los hombres a hablar de sentimientos) no resulta del todo satisfactoria. Gran parte del trabajo que he llevado a cabo a lo largo de muchos años ha desarrollado la premisa de que los estilos de amistad y de conversación de las mujeres no son inherentemente mejores que los de los hombres, sino simplemente distintos Mis investigaciones recientes sobre hermanas apuntan a una dinámica más sutil. Entrevisté a más de 100 mujeres preguntándole por sus hermanas; pero si tenían también hermanos, les pedía que los compararan. La mayoría me dijo que con sus hermanas hablaban más a menudo, más tiempo y sobre temas más personales. Con frecuencia eso implicaba una relación más estrecha con sus hermanas, pero no siempre De modo que la clave de por qué tener hermanas hace que la gente sea más feliz puede que resida no en el tipo de conversación que mantengan, sino en el hecho de hablar. Si los hombres, al igual que las mujeres, hablan más a menudo con sus hermanas que con sus hermanos, eso podría explicar por qué las hermanas hacen que sean más felices.”
Deborah Tannen
Hablar con una hermana nos hace más felices (fragmentos)
El País, suplemento The NYT, 11/11/2010

miércoles, 3 de noviembre de 2010

El padre de Mark

Cosas que los nietos deberían saber
Mi padre era tan poco comunicativo que yo pensaba en él como parte del mobiliario, algo que estaba ahí, sin más. (...) Mi padre no parecía darse cuenta de ello, como tampoco era capaz de darse cuenta de nada.”
(...)
“Ahora que he perdonado a mi padre sus deficiencias como progenitor me siento eufórico, como si me hubiese quitado un peso enorme de encima. Al cantar las palabras siento físicamente el alivio, y entiendo perfectamente eso que se dice sobre que guardarle rencor a alguien te hace más daño a ti que a la persona con la que estás enfadado. Pienso en lo mucho que me cabreaba que mi padre no me hubiese cuidado más. Que nunca fuese al médico, que engordase tantísimo, que fumase tres cajetillas al día, que bebiese como un cosaco y no hiciese nunca ejercicio. Pero luego pienso en que uno de sus compañeros de trabajo mencionó que pocos días antes de morir mi padre había dicho que había vivido una buena vida y que estaba satisfecho. Comprendo que el modo de vivir de mi padre tenía su valor. Comió, fumó y bebió lo que le dio la gana, y un día se murió de repente. He sido testigo de otras opciones, y desde luego disfrutar con lo que tienes y morirte de golpe no es una mala forma de acabar.”
(...)
“Algunos días después mi madre regresó del tanatorio con una bolsa en la que llevaba la cartera, el reloj y el anillo de mi padre. Mi padre había sido un ateo convencido y alguna vez le había dicho a mi madre que quería que sus restos fuesen a para a la basura. Mi madre conservó sus cenizas en una cajita que guardó durante varios años en el cajón de un archivador, antes de cumplir finalmente con sus deseos.”

Mark Oliver Everett. Cosas que los nietos deberían saber
Trad. de Pablo Álvarez Ellacuria. Blackie Books (2009)

Things The Grandchildren Should Know


I go to bed real early
Everybody thinks it's strange
I get up early in the morning
No matter how disappointed I was with the day before
It feels new

I don't leave the house much
I don't like being around people
Makes me nervous and weird
I don't like going to shows, either
It's better for me to stay home
Some might think it means I hate people
But that's not quite right

I do some stupid things
But my heart's in the right place
And this I know

I got a dog, I take him for a walk
And all the people like to say hello
I'm used to staring down at the sidewalk cracks
I'm learning how to say hello
Without too much trouble

I'm turning out just like my father
Though I swore I never would
Now I can say that I have love for him
I never really understood
What it must have been like for him
Living inside his head

I feel like he's here with me now
Even though he's dead

It's not all good, and it's not all bad
Don't believe everything you read
I'm the only one who knows what it's like
So I thought I'd better tell you
Before I leave

So, in the end I'd like to say
That I'm a very thankful man
I tried to make the most of my situations
And enjoy what I had
I knew true love, and I knew passion
And the difference between the two
I had some regrets
But if I had to do it all again
Well, it's something I'd like to do

Mark O. Everett (Eels)