miércoles, 26 de febrero de 2020

Mi historia, de Michelle Obama

Michelle Obama (Chicago, 1964)
MI HISTORIA
[Becoming, 2018]
Trad. C. Abreu, E. del Valle, Gabriel Dols, Marcos Pérez
Debolsillo, 2020 - 532 págs. - 9,95 € - inicio
· Los sueños de mi padre, Barack Obama
· Ellen's Tribute to the Obamas
[interesante]
«Tres veces a lo largo del otoño de 2011 Barack propuso proyectos de ley que crearían miles de puestos de trabajo para los estadounidenses, en parte aportando dinero a los estados para que contratasen más profesores y personal de respuesta ante emergencias. Las tres veces los republicanos los habían bloqueado, impidiendo incluso que llegaran a votarse.
    "Lo más importante que queremos conseguir —había declarado el líder de la minoría en el Senado, Mitch McConnell, a un periodista un año antes mientras exponía los objetivos de su partido— es que el presidente Obama no tenga un segundo mandato". Era así de sencillo. Los republicanos en el Congreso estaban entregados a conseguir, por encima de cualquier otra cosa, que Barack fracasase. Parecía que para ellos lo prioritario no era el gobierno del país o el hecho de que la gente necesitaba trabajo, sino su propio poder.
    Me parecía desmoralizador, indignante y, a veces, devastador. Era política, sí, pero en su forma más sectaria y cínica, aparentemente desconectada 'In every scene, you are my star': Barack posts to Michelle de cualquier otro fin más elevado. Sentía emociones que quizás Barack no podía permitirse experimentar. Él permanecía encerrado en su mundo, por lo general imperturbable, sorteando los obstáculos y llegando a acuerdos allá donde podía, aferrándose a ese optimismo sereno y responsable que siempre lo había guiado.» (págs. 456-457)

sábado, 22 de febrero de 2020

Memorias de Abajo, de Leonora Carrington

Leonora Carrington (1917-2011)
MEMORIAS DE ABAJO
Prólogo de Elena Poniatovska
Trad. Francisco Torres Oliver
Alpha Decay, 2017 - 88 págs. - inicio
· Diez obras de Leonora Carrington
· Un calvario descrito con precisión, El Cultural
[portadas que engañan]
«Una nueva época empezó con el día más negro y terrible de mi vida. ¿Cómo puedo hablar ahora de esto cuando me da miedo sólo pensarlo? Siento una angustia terrible, aunque no puedo seguir viviendo sola con ese recuerdo... Sé que una vez lo haya escrito me liberaré. Pero ¿podré expresar con meras palabras el horror de aquel día?
    A la mañana siguiente, entró un desconocido en mi habitación. Llevaba en la mano un maletín de médico, de piel negra. Me dijo que había venido para sacarme sangre para un análisis y que debía ayudarle don Luis. Yo le contesté que estaba dispuesta a recibir a uno, pero solo a uno cada vez; que había observado que la presencia de más de una persona en mi habitación me traía desgracia, que, además, iba a marcharme a Abajo, y que no consentiría que me pusieran ninguna inyección bajo ningún pretexto. La discusión duro bastante. Acabé insultándole, y se marchó. Luego entró Don Luis, y le anuncié mi marcha. Suave e insinuante, empezó a hablar de la extracción de sangre. Yo hablé largo y tendido de mi mudanza, de Alberto, y de otras cosas que no recuerdo. Leonora Carrington Hablamos en perfecta armonía: él me tenía cogida la mano izquierda. De repente, entraron José, Santos, Mercedes, Asegurado y Piadosa en mi habitación. Cada uno agarró una parte de mi cuerpo y vi el centro de todos los ojos fijos en mí con una mirada espantosa. Los ojos de don Luis me arrancaban el cerebro, y me fui hundiendo en un pozo... muy lejos... El fondo de ese pozo era la detención de mi mente, por toda la eternidad, en la esencia de la angustia absoluta.» (págs. 52-53)

LEONORA CARRINGTON Y EL JUEGO SURREALISTA

martes, 18 de febrero de 2020

Ca la Wenling, de Gemma Ruiz Palà

Gemma Ruiz Palà (Sabadell, 1975)
CA LA WENLING
Edicions Proa, 2020 - 328 pàgs. - inici
“Ens fan la manicura i no els diem ni hola”, LV.
[tan brillant i combatiu com Argelagues]
«Els guionistes del colonialisme només van ser d'una banda, només van ser uns: un grapat d'escaldufats europeus reprimits fins a lúltim botó que per tanta gana van somiar tant pa. El pare de Madame Bovary, el més influent de tots. Els deliris ardents d'allitar-se amb aquella noieta egípcia, Gustave Flaubert els escombraria amb tot detall a la seva coorespondència, primer, i els encolomaria a les actituds i a les carns de les seves protagonistes, després: Salomé, Salambó, la Reina de Sabà... I una ploma tan insigne per força havia de crear escola: una constel·lació d'autors que encara avui es llegeixen amb fruïció, reverència i credibilitat. D'ells en endavant, totes les dones orientals, ja fossin d'Egipte o de la Xina, ja fossin princeses o pastores, quedarien tallades pel seu mateix patró esbiaixat. De Kuchuk Hanem en endavant, totes les dones orientals s'escriurien il·lusories i sexualitzades igual. I per sempre més, com si fos paraula de déu.
    Perquè amb la descolonització de les terres no va arribar pas la descolonització dels cervells. Els caps encara els tenim ben encantats. La pel·licula que amb tant de geni ens va explicar el turista sexual Gustave Flaubert encara ens la passem ara, tarda sí, tarda també. I així és com es troba la mar de normal Gemma Ruiz Palà que les dones asiàtiques encara hagin d'aguantar que els hi sotgem els moviments, que les fem sospitoses d'Orient igual a sexe, d'Orient igual a complaença, d'Orient igual a submissió, d'Orient igual a mudesa. que encara els hi haguem de comprometre la dignitat amb la llardosa brometa del final feliç.» (pàgs. 107-108)

sábado, 15 de febrero de 2020

Zorro, de Dubravka Ugrešić

Dubravka Ugrešić (Croacia, 1949)
ZORRO
[Lisica, 2017]
Trad. Luisa Fernanda Garrido / Tihomir Pistelek
Impedimenta, 2019 - 376 págs. - inicio
[no era para mí]
«Quizá el cuento sobre cómo se crean los cuentos podría terminar con mis conversaciones con K., que generosamente se ofreció a ser mi guía en Kioto y Kobe. K., que había recorrido toda Asia, África del Note y Europa, que leía a escritoras vietnamitas con el mismo interés que a las austriacas y a las norteafricanas, igual que llevaba un calzado japonés, unos tabi con suela de goma y en colores muy vivos, y luego una suerte de hakama japonesa modernizada, un bolso de Laos colgado al hombro, una gandora marroquí y una gorra de visera, señalaba ya con sus vestimentas que, para él, el cosmopolitismo y la fusión global de culturas eran una elección intelectual y vital. K. —que instalado en Viena, logró visitar Croacia durante la guerra, participar en las manifestaciones contra Milošević en Belgrado, aprender polaco y algunas palabras en casi todos los idiomas eslavos, viajar a Portbou, prosternarse ante la tumba de Walter Benjamin, visitar el Memorial Pasajes y dedicar un momento contemplativo a intentar comprender el final trágico de Benjamin— dijo lo siguiente:
    —La literatura universal puede compararse con una ballena a la que, cual hábiles piratas, se adhieren los peces llamados limpiadores o rémora. Estos peces rémora se pegan al cuerpo de la ballena y succionan los parásitos de su piel. Utilizan a la ballena como fuente de alimentación, de protección y medio de transporte. Si no existieran los peces rémora, Dubravka Ugrešić los parásitos colonizarían el cuerpo del cetáceo y se corrompería. Yo no me hago ilusiones acerca de mi propio talento literario. Soy un pez limpiador de la literatura. Mi misión es ocuparme de la salud de la ballena.» (págs. 58-59)

miércoles, 12 de febrero de 2020

No entres dócilmente en esa noche quieta, de Ricardo Menéndez Salmón (y Dylan Thomas)

Ricardo Menéndez Salmón (Gijón, 1971)
NO ENTRES DÓCILMENTE EN ESA NOCHE QUIETA
Seix Barral, 2020 - 192 págs. - inicio
· En el nombre del padre, Nadal Suau
[ni sí ni no]
«Y por eso he escrito así mismo que los últimos años de la vida de mi padre me enseñaron a comprender la importancia capital de la bondad. La bondad es más provechosa que la verdad. Un hombre que hace el bien es mas necesario que uno que persigue la verdad. La edad me ha hecho desconfiar de la verdad, por excluyente y dogmática, y me ha hecho abrazar la bondad, por frágil y escasa. No me interesan demasiado las personas que hablan en nombre de la verdad, ni siquiera cuando esa verdad apela a mis convicciones más íntimas. Ricardo Menéndez Salmónby Eva Ervas En cambio me conmueven las personas capaces de ejecutar la bondad. La novela* en mi opinión más extraordinaria escrita en España durante la segunda mitad del siglo pasado lo expresó con la rotundidad de un apotegma: "El mayor misterio no reside en la existencia del mal, sino en la del bien".» (págs. 144)

* Miguel Espinosa, Escuela de Mandarines, Los Libros de la Frontera, Barcelona, 1974, p. 524. (Ejercicio de brutalismo literario.)

DO NOT GO GENTLE INTO THAT GOOD NIGHT, Dylan Thomas (Gales, 1914-1953)


Dylan Thomas reads his poem.

Do not go gentle into that good night,
Old age should burn and rave at close of day;
Rage, rage against the dying of the light.

Though wise men at their end know dark is right,
Because their words had forked no lightning they
Do not go gentle into that good night.

Good men, the last wave by, crying how bright
Their frail deeds might have danced in a green bay,
Rage, rage against the dying of the light.

Wild men who caught and sang the sun in flight,
And learn, too late, they grieved it on its way,
Do not go gentle into that good night.

Grave men, near death, who see with blinding sight
Blind eyes could blaze like meteors and be gay,
Rage, rage against the dying of the light.

And you, my father, there on the sad height,
Curse, bless, me now with your fierce tears, I pray.
Do not go gentle into that good night.
Rage, rage against the dying of the light.
No entres dócilmente en esa noche quieta.
La vejez debería delirar y arder cuando se cierra el día;
Rabia, rabia, contra la agonía de la luz.

Aunque los sabios al morir entiendan que la tiniebla es justa,
porque sus palabras no ensartaron relámpagos
no entran dócilmente en esa noche quieta.

Los buenos, que tras la última inquietud lloran por ese brillo
con que sus actos frágiles pudieron danzar en una bahía verde
rabian, rabian contra la agonía de la luz.

Los locos que atraparon y cantaron al sol en su carrera
y aprenden, ya muy tarde, que llenaron de pena su camino
no entran dócilmente en esa noche quieta.

Los solemnes, cercanos a la muerte, que ven con mirada deslumbrante
cuánto los ojos ciegos pudieron alegrarse y arder como meteoros
rabian, rabian contra la agonía de la luz.

Y tú mi padre, allí, en tu triste apogeo
maldice, bendice, que yo ahora imploro con la vehemencia de tus lágrimas.
No entres dócilmente en esa noche quieta.
Rabia, rabia contra la agonía de la luz.

(Trad. Elizabeth Azcona Cranwell)

domingo, 9 de febrero de 2020

Retrats paral·lels, de Montserrat Roig

Montserrat Roig (Barcelona, 1946-1991)
RETRATS PARAL·LELS
UNA ANTOLOGIA
Tria i pròleg: Gemma Ruiz i Albert Forns
Fotografies: Pilar Aymerich
Edicions 62, 2019 - 256 pàgs. - inici
· Montserrat Roig y la ‘tercera dimensión’
· L’eterna joventut de Montserrat Roig
[arqueològic]
SUMARI:
Pròleg: Quatre observacions d’aprenenta, per Gemma Ruiz
La Montserrat i un calaix, per Pilar Aymerich
  1. Pau Riba, un arbre que provoca
  2. Avel·lí Artís Gener: prohibida la fossilització
  3. Maria Aurèlia Capmany, entre la polèmica i la fidelitat
  4. Pere Calders i el seu món
  5. Clementina Arderiu o l’aventura de dona
  6. El senyor Eugeni Xammar, un llop sentimental i escèptic
  7. Conversa amb Josep Pla un dia fred de finals de gener
  8. Antoni Tàpies o els estralls de la vida
  9. Miquel Martí i Pol, entre les comarques i el proletariat català
  10. Mary Santpere, entre la paròdia i la dignitat
  11. Josep M. Flotats, imatge d’una emigració
  12. Montserrat Roig
  13. L’alè poètic de Mercè Rodoreda
  14. Llorenç Villalonga, la fi del liberalisme
  15. Maria del Mar Bonet, la canya al vent
  16. Oriol Bohigas, dissenyador de la pròpia vida
  17. Joan Brossa, el poeta a les golfes
  18. Una visita a Joan Fuster
  19. Vicent Andrés Estellés, entre el sexe i la mort

viernes, 7 de febrero de 2020

Los errantes, de Olga Tokarczuk

Olga Tokarczuk (Polonia, 1962)
LOS ERRANTES
Trad. Agata Orzeszek Sujak
Anagrama, 2019 - 400 págs.
· Elogio de la errancia, M. Monmany
· ¿Libro trampa?, Gonzalo Torné
[extraño inventario de textos
con los que no he conectado]
EL ORIGEN DE LAS ESPECIES
«Asistimos a la aparición en la Tierra de nuevos seres que ya han conquistado todos los continentes y la mayoría de los nichos ecológicos. Son gregarios y anemófilos, superan sin dificultad grandes distancias.
    Los veo por la ventanilla del autobús, anémonas aerotransportadas, rebaños enteros, cual nómadas por el desierto. Individuos solitarios que se agitan ruidosamente aferrados a las escasas y esmirriadas plantas desérticas: a lo mejor es su modo de comunicarse.
    Los especialistas sostienen que las bolsas de plástico constituyen un nuevo capítulo de la existencia, que trastocan los sempiternos hábitos de la naturaleza, pues se componen únicamente de superficie, por dentro están vacías, y que esa renuncia histórica a contener les reporta pingües beneficios evolutivos. Son rápidas y livianas; sus prensiles orejas les permiten agarrarse a objetos u órganos de otros seres ampliando así su espacio vital. Empezaron por los suburbios de las grandes ciudades y los vertederos de basura y han tardado un par de estaciones ventosas en llegar a provincias y descampados remotos. Se han apoderado de vastas extensiones de la Tierra: desde grandes cruces de autopistas hasta tortuosas playas, desde el espacio de delante de un centro comercial que acaba de cerrar hasta las óseas laderas del Himalaya. A primera vista parecen frágiles, débiles, pero no es más que una ilusión: son longevas, casi indestructibles; sus etéreos cuerpos tardarán unos trescientos años en descomponerse.
    Nunca hemos tenido que enfrentarnos a una forma de existencia tan agresiva. Hay quienes opinan, en un arrebato metafísico, que en su naturaleza anida la vocación de hacerse con el mundo, de conquista de los continentes; como mera forma de búsqueda de un contenido del que, sin embargo, se aburre enseguida Olga Tokarczuk para volver a entregarse al viento. Que es un ojo errante perteneciente a un "allí" irreal, un observador misterioso, que participa de ese panóptico. Otros, los que tienen los pies en la tierra, sostienen que hoy la evolución promueve formas etéreas capaces de poblar el mundo durante un breve lapso de tiempo, a cambio obtienen la omnipresencia.» (págs. 379-380)

lunes, 3 de febrero de 2020

Del desig, de Joan Ferraté

Joan Ferraté (Reus, 1924 - Barcelona, 2003)
DEL DESIG
TRES DIARIS
Clarícies de Jordi Cornudella
Empúries, 2018 - 136 pàgs.
· JF, el franctirador tímid, Javier Cercas
· Bellesa i desig, segons JF, Salvador Oliva
· El deseo de Joan Ferraté, Martí Sales
· Hi ha pocs llibres amb un tractament tan honest del que un pensa sobre els homes, les dones i el sexe, Jordi Llovet
[colpidor]

Dilluns, 2.03.70
«Cos estimat, el fonament
del nostre amor és el desig que vetlla
i violentament se satisfà
en el goig, cada nit, que potser és la darrera
i que rapinyo, ple de la por de l'endemà.
Petit cos tendre i dolç, no tinc espera:
és vell el meu enyor del front color d'ametlla
i buit de pensament
i els ulls vagarosos i grisos
i la boca goluda, que el bes torna innocent,
i el cor i les espatlles, carícia de la ma,
i d'un pit com és ara el teu, on els països
que m'entreté de visitar tenen port i frontera.
Obre les cames, dòcil, i deixa'm que contempli
ens cal encara, de primer,
saludar, humils, amb un petó
el zenit d'aquest horitzó,
per conjurar el despit i la malastrugança.
I torno cap a tu, cos ardent i submís;
te m'abraço als turmells, ressegueixo les cames,
i arribo, cos amunt, fins al somrís
Joan Ferraté incert, gairebé absent, que ofego amb els meus llavis,
i, cos avall, devasto el paradís.
Oh, desig que se satisfà!
No tinguis pressa, amor, fes-lo durar.
Cos saciat, hem estat savis,
tots dos, i el nostre goig és infinit:
endinsem-nos, feliços, en la nit.» (págs. 71-72)

miércoles, 29 de enero de 2020

Maelstrom, de Sigrid Rausing

Sigrid Rausing (Lund, Suecia, 1962)
MAELSTROM
[Mayhem, 2017]
Trad. Antonia Martín Martín
LITERATURA RANDOM HOUSE, 2019 - 208 págs. - inicio
· Sigrid en Granta
· La culpa asociada al estatus
· La tragedia de los Rausing
· Familia, drogas y sobredosis
[reordenando la historia]
«Este es un relato sobre el ser testigo de la drogadicción. En algunos aspectos es una historia corriente: dos personas, Hans y Eva, mi hermano y su esposa, se conocieron en un centro de desintoxicación, se enamoraron, se casaron, tuvieron hijos y recayeron. Él sobrevivió; ella no. Los relatos sobre la drogadicción son idénticos en todo el mundo; no deja de ser curioso que el curso previsible de la enfermedad y de la rehabilitación borre la individualidad de los toxicómanos.
    En nuestro caso la historia fue distinta en parte porque llegó a ser del dominio público. Presenciar el declive físico y mental, aparentemente voluntario, de seres queridos provoca un dolor indecible. En ese contexto, da igual que la historia sea o no sea pública: la tristeza y la angustia son tan abrumadoras que los titulares traen sin cuidado. Aun así, nadie desea que los medios de comunicación se apropien del relato de su vida.
    Bastaría esa razón para escribir un libro. Por otra parte, siempre había dado por sentado que los acontecimientos dramáticos traerían consigo un relato, acompañado de una conclusión, que guardaríamos en el archivo familiar. La historia sería contada, probablemente por los abogados; se revelarían los datos, y las generaciones futuras de la familia conocerían lo ocurrido.
    Sin embargo, resultó que nadie reunía los datos. No había cronología ni un relato familiar coherente. Y, no obstante, la drogadicción de Hans y Eva fue lo peor que nos había sucedido. Nos arrastró al infierno de la tristeza muda y a cámara lenta, al reino de los ataques de nervios repentinos y los desvaríos inexplicables. Nos llevó a discusiones inquietantes; a complicados intercambios de correos electrónicos que nos ocuparon mucho tiempo; a infinidad de dictámenes y conversaciones; Sigrid Rausing a contactos con psiquiatras, psicoterapeutas y expertos en adicciones de todo tipo. Me indujo a reflexionar a fondo sobre la naturaleza de la familia y los límites de nuestra responsabilidad respecto a los demás; sobre quiénes éramos y en quiénes nos habíamos convertido.» (págs. 12-13)

viernes, 24 de enero de 2020

Drácula (y nosotras) en Madrid

DRÁCULA. BIOGRAFÍA NO AUTORIZADA

«En esta historia, Drácula está en su castillo de Transilvania en 1897, pero también en 1462, en la antigua Valaquia, enamorado de una princesa tristemente emparedada; pero también, en Londres, en 1898, fascinado por Mina y enfrentado al profesor Van Helsing; pero también, en Madrid, en 2020, convertido en estrella de rock.»

  • Autores: Bram Stoker y Ramón Paso
  • Reparto: Jacobo Dicenta, Ana Azorín, Juan Carlos Talavera, Inés Kerzan, Ángela Peirat, Jordi Millán, David DeGea, Ainhoa Quintana, Lorena de Orte, Guillermo López-Acosta, Laura de la Isla
  • Dirección: Ramón Paso
  • Ayudantes de dirección: Blanca Azorín y Ainhoa Quintana
  • Diseño gráfico: Ana Azorín
  • Producción ejecutiva: PasoAzorín Teatro
  • Teatro Fernán Gómez (Centro Cultural de la Villa)
  • Fechas: del 9 de enero al 9 de febrero de 2020 / de martes a sábados, 20:00 h. / domingos, 19:00 h. / duración: 120 minutos.


El vampiro y la subversión ()
(Javier Villán, Metrópoli de El Mundo, 17/01/2020)


miércoles, 22 de enero de 2020

Testimonios tangibles, de Nora Catelli

Nora Catelli (Rosario, Argentina, 1946)
TESTIMONIOS TANGIBLES:
PASIÓN Y EXTINCIÓN DE LA LECTURA EN LA NARRATIVA MODERNA
Anagrama, 2001 - 212 págs.
· XXIX Premio Anagrama de Ensayo
· Artículos de Nora en El País
· Anna Maria entrevista a Nora
· Nora me llevó a Raquel
[o el placer de oír hablar de literatura]
«Hay cuatro relatos de origen de la modernidad cuya existencia es innegable, clamorosa. Uno, fabricado por los sueños científicos del doctor Frankestein, se encarna en el monstruo, que se convierte en devoto de Goethe; el segundo es el vampiro Dracula, decadente lector del cuerpo de los vivos, que goza de una sexualidad que todo lo penetra y difunde, borrando las fronteras entre la vida y la muerte; el tercero es el doctor Jekyll, que con su saber da origen, dentro de sí mismo, a mister Hyde; y cuyo resultado es el hombre corriente de dos caras, sumiso y violento, antagonista y expresión de la multitud del siglo XIX; el cuarto es el que trata de la mujer fatal, Carmen, la analfabeta que habla en caló y que exhibe una feminidad amenazante.
    Existe un quinto relato de origen de la modernidad: el de la nueva mujer lectora. Y Villete (1853), de Charlotte Brönte, es la novela donde cristaliza esa figura. Una novela extraña, de muchos estratos: cuadro de costumbres de una ciudad católica descrita por una mujer protestante, novela autobiográfica, discurso sobre la conquista del planeta por los imperios británico y francés, teoría sobre las mujeres y su acceso a la lectura, y, por último, esquema de psicología femenina, a la manera de esas fenomenologías de la conducta individual que sin duda son las grandes novelas del periodo. Villete es todo eso, y es, al mismo tiempo, una refutación controlada del folletín, en la que disputa a ese género gigantesco el dominio sobre los mecanismos de la ficción. Jane Eyre, Nora Catelli la novela más conocida de Bronte, es, hasta cierto punto, un folletín y, también hasta cierto punto, una rendición a algunos de sus recursos más persuasivos, mientras que Villete abandona los fastos melodramáticos y góticos de Jane Eyre y, al mismo tiempo, propone otros.» (págs. 83-84)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...