jueves, 19 de noviembre de 2009

Verde sobre morado

6 comentarios:

FACTUAL dijo...

El periodismo no se vende, el periodismo se compra.

El periodismo escribe su necrológica cuando cree que lo más importante es siempre lo último.

Se acabó el periodismo de papel pero no el papel del periodismo.

Arcadi & Cía.

Hechos dijo...

"En Italia acaba de nacer un nuevo periódico, Il fatto quotidiano (El hecho diario). En España aparecerá pronto un diario digital llamado Factual. No debe de ser casualidad esa coincidencia en la referencia a los hechos, a la terca y puñetera realidad. Il fatto... surgió como reacción al berlusconismo informativo, que viene a ser como el periodismo de opinión de toda la vida, pero a lo bestia y al servicio de una sola persona. El periodismo de opinión es el que sin detallar los hechos, o citando alguno de ellos de pasada, o retorciéndolos lo necesario, ofrece al lector una interpretación de los mismos.
[...]
El periodismo de opinión clásico solía ser incómodo con el poder. Ahora es el poder quien hace periodismo de opinión (los políticos no pronuncian frases, sino titulares sensacionalistas) y quien más lo fomenta, porque la opinión tiende a provocar simples reacciones binarias ("sí" o "no") y a difundirse de forma viral, en lugar de obligar al receptor a establecer su propia interpretación de los hechos. Cuanto menos piense la gente, más tranquilos todos. Las opiniones, además, pueden ser infinitamente numerosas, por lo que se devalúan unas a otras. Los hechos, en cambio, son los que son y tienen valor fijo. No es extraño que el periodismo con ambiciones renovadoras haga de ellos su bandera."

Enric González
El País, 19/11/2009

Andrés dijo...

Mi amigo Federico sostiene con gracia que Rothko estuvo en el Valle de la Orotava, en Tenerife, mirando al mar hacia el Oeste:

http://islasterritorio.blogspot.com/2008/12/la-serie-negra-de-mark-rothko.html

Besos, AM.

Elena dijo...

El blog de tu amigo Federico siempre me ha parecido muy interesante, Andrew. Y este post sobre Rothko tiene, además, unas fotos que sugieren una analogias inquietantes. Y una belleza que no se acaba. Nunca.

Andrés dijo...

Me alegro de que te haya gustado. Como le dije a él en su momento, las analogías me parecieron de lo más afortunadas (¿ya habéis vuelto?)

Elena dijo...

(Aún no nos hemos ido. Bueno, él, sí. Yo, no. El sábado ;)