lunes, 2 de mayo de 2011

El viajero

de Edward Gorey
“No hay tierras extrañas. El viajero es el extranjero.” Stevenson

6 comentarios:

Pteromari dijo...

Ya sabes, uno llega a un sitio y dice:
- ¡Qué exótico lugar!
Y los lugareños responden:
- ¿Pero, qué dices? ¡Si esto es de lo más normal y aburrido!

Qué extraño el pajarico con esas patas enormes.
Pero no es extraño él... sino quien lo mira.

Elena dijo...

Gracias por las frases, Pteri (permíteme el tuteo). Como sabes, este mes el blog también viaja a Japón y, aunque su viaje será más literario que turístico, hoy ha empezado a calentar motores.

Anónimo dijo...

El pájaro no teme aunque la rama cruja.
Porque sabe lo que son sus alas.


Will

Pteri dijo...

Anoche vimos en el Plus una película francesa, malilla, en la que, entre otras cosas, un... pterodáctilo salía de un huevo, y volaba sobre París haciendo sus pterodactileces.

La vi por eso y disfruté con ello.

Más cosas: Will, ¿de cuál de tus obras es ese fragmento?

Y a la titular... ¡qué envidia! Otra vez de viaje a tierras sólo exóticas para los ojos del extranjero.

¡Ah!, y me encanta el diminutivo.

Anónimo dijo...

Es un haiku del siglo XIV.
Yo aún no había nacido.

Will

Elena dijo...

¡Ala, ala, ala! (que no Alá, dios nos libre)