domingo, 17 de julio de 2011

Fundación y lenguaje

Galaxias colisionando
«Se sentaron junto a la mesa, uno frente al otro. Ninguno de los dos hablaba del modo reconocido como "lenguaje" por los hombres de la Galaxia que no pertenecían a la Segunda Fundación.
   Originalmente, el lenguaje fue el medio por el cual el hombre aprendió, de forma imperfecta, a transmitir las ideas y emociones de su mente. Estableciendo arbitrarios sonidos y combinaciones de los mismos que representasen ciertos matices mentales, desarrolló un método de comunicación, método que con su torpeza y falta de adecuación hizo degenerar toda la delicadeza de la mente en toscas señales guturales.» (p. 721)

«En realidad, los seres humanos son capaces de mucho más, pero la facultad del contacto emocional directo empezó a atrofiarse a raíz del desarrollo del lenguaje, hace un millón de años. Ha sido un gran adelanto de nuestra Segunda Fundación recuperar este sentido olvidado, al menos en algunas de sus potencialidades.» (p. 689)

«Channis y el Mulo sólo intercambiaron una o dos palabras..., una o dos palabras y la suprema y reveladora corriente de consciencia emocional que siempre será el verdadero diálogo entre las mentes poderosas como las suyas. Debido a nuestras propias limitaciones, es necesario traducir a palabras lo que ocurrió entonces.» (p. 678)

«A cada respuesta que daba, los Ancianos intercambiaban rápidos comentarios, debatiendo la información recibida. Era difícil seguir aquellas discusiones porque hablaban la lengua universal galáctica con un acento propio, y debido a su largo aislamiento de las corrientes modernas, sus formas se habían convertido en arcaicas.» (p. 651)

«Lo esencial es saber que las mentes allí reunidas comprendían perfectamente el trabajo de las demás, no sólo por teoría general, sino también por la aplicación específica de esas teorías durante un largo período a individuos particulares. El lenguaje, tal como nosotros lo conocemos, era innecesario. Un fragmento de una frase equivalía casi a una larga explicación. Un gesto, un gruñido, la curva de una línea facial, incluso una pausa oportuna, comunicaba la información requerida.
   Por lo tanto, nos tomaremos la libertad de traducir libremente una pequeña porción de la conferencia a las combinaciones de palabras extremadamente específicas que son necesarias para las mentes orientadas desde la infancia hacia una filosofía de las ciencias físicas, incluso aunque corramos el peligro de perder los matices más delicados.» (p. 616)

Trilogía de la Fundación (Segunda fundación), Isaac Asimov (escrito entre 1951 y 1952). Traducción de Pilar Giralt. Edición RHM - DeBolsillo, 2011.

cuando las estrellas nacen

5 comentarios:

Pteri dijo...

Es curioso, siempre hemos oído o leído que el lenguaje fue uno de los grandes impulsores del desarrollo de la humanidad, que cuando el homo sapiens comenzó a comunicarse con sus semejantes a través del lenguaje oral, la vida humana evolucionó a lo bestia.
Y a lo mejor tiene razón I.A. (curiosas siglas compartidas) y fue un atraso en lugar de un adelanto.
De ahí el gran atraso de la creación de distintas lenguas, que sólo sirven para separarnos -más-.
Si nos hubiéramos comunicado a través del cerebro directamente, quizá compartiríamos una sola cultura y la vida sería más humana.

Elena dijo...

Lo malo es que nunca sabremos qué hubiera pasado si no se hubiera inventado el lenguaje «oral» pero, en cualquier caso, me han parecido curiosas las reflexiones de este I.A. sobre comunicación verbal versus comunicación emocional.

Y como ahora, en lugar de darme a la bebida, me he dado a la ciencia ficción, anoche acabé de leer ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? (Philip K. Dick) celebrándolo con la visión de Blade Runner. Dos cosas estupendas pero muy diferentes entre sí.

Pteri dijo...

No me puedo creer esta nueva faceta tuya. Si tú eras la del realismo a ultranza y las biografías a granel. Y yo soy la de la ficción sin ningún atisbo de realidad, pues ésta me parece insufrible.
¡¡Vivan J.R.R. Tolkien y G.R.R. Martin!!

Palabra de verificación: "thingsh", o sea, "cosash".

Elena dijo...

Renovarse o releer (that is the question?)

Cuántas R. tienen esos autorres, pensaba que erra brroma, perro no:
- John Ronald Reuel Tolkien
- George Raymond Richard Martin

Eulàlia Quintana dijo...

Pues no la conozco, pero me la apunto para este verano si la recomiendas!
Yo tampoco habia pasado de Tolkien.
saludos.