sábado, 12 de abril de 2014

El profesor de Literatura de Luis García Montero

«Mi profesor de Literatura me dijo que aprender a escribir es como aprender a mirar, como conseguir ver las cosas necesarias para encontrar un sentido.» (p. 11) «Mi profesor de Literatura dice que para ser escritor es bueno elegir tus manías. Da personalidad, mundo. Un artista es un maniático.» (p. 12) «Escribir es seducir [...] Mi profesor de Literatura insiste en que escribir es negociar con la memoria.» (p. 13) «Mi profesor de Literatura dice que es conveniente usar la inteligencia para no convertir la literatura en un desahogo. El ejercicio de conciencia supone una operación de distanciamiento. Nada alcanza valor si no conseguimos un diagnóstico profundo de la condición humana.» (p. 22) «La imaginación es otra virtud imprescindible para un futuro novelista, y a mí no me cuesta imaginar.» (p. 26) «Mi profesor de Literatura no habla de política en clase. Se limita a leer poemas, contar novelas, resumir vidas de escritores y explicar que resulta imprescindible aprender a mirar.» (p. 41) «Mi profesor de Literatura dice que la disciplina y la voluntad son cualidades imprescindibles para un escritor.» (p. 116) «(…) de pronto aparece alguien que mueve la tierra, corta el tiempo en dos, transforma la perspectiva y rompe la evolución para desatar un mundo diferente y sacarnos de nosotros mismos. Esa persona era para mí Ignacio Rubio. Me identifiqué con él desde el primer día de clase.» (p. 197) Alguien dice tu nombre. Luis García Montero
Alguien dice tu nombre
LUIS GARCÍA MONTERO
Alfaguara 2014
264 pág.