miércoles, 29 de agosto de 2007

Si esto es un libro

En ushmm.org podemos leer que "el Holocausto fue la persecución y el asesinato sistemático burocráticamente organizado de aproximadamente seis millones de judíos por el gobierno nazi y sus colaboradores. Holocausto es una palabra de origen griega, que significa sacrificio por fuego. Los nazis, que tomaron el poder en Alemania en enero de 1933, creían que los alemanes eran una raza superior y que los judíos, considerados inferiores, no merecían vivir. Durante el Holocausto, los nazis también tuvieron en su mira a otros grupos por razón de su percibida inferioridad racial: los romas (gitanos), los discapacitados, y algunos grupos eslavos (polacos, rusos, y otros). Otros grupos fueron perseguidos por razones políticas, religiosas o de orientación sexual: comunistas, socialistas, testigos de Jehová y homosexuales".

Dos casualidades han hecho que yo dedicara casi todas mis lecturas de agosto a este tema: primero fue la impactante visita (ciclista) al campo de concentración austriaco de Mauthausen, y después la lectura del horrendo y blandengue libro “El niño del pijama a rayas” de un tal John Boyne. A partir de ahí, Estephanus puso a mi disposición su extensa bibliografía sobre la política de exterminio nazi, de la cual he alcanzado a leer:
  1. Días sin retorno. Kressmann Taylor
  2. El comprador de aniversarios. Adolfo García Ortega
  3. Mis memorias. Violeta Friedman
  4. Si esto es un hombre. Primo Levi
  5. La tregua. Primo Levi
  6. Los hundidos y los salvados. Primo Levi
PortadasLibrosHolocaustoTan impactada me ha dejado la lectura de la trilogía de Primo Levi, que creo que estos libros (o al menos Si esto es un hombre) deberían ser de lectura obligada. Levi narra la terrible experiencia de Auswitch buscando la forma más objetiva posible, sin rencor ni espíritu de venganza, consiguiendo una crónica del abismo de una fuerza especial. Además, cuanto más fría es la descripción del terror vivido, más próximo y emocionante resulta el relato. Pero no es por sus características literarias, precisamente, por lo que sugiero su lectura; supongo que es necesario conocer las atrocidades que somos capaces de cometer, para no repetirlas.

2 comentarios:

SIMULADOR dijo...

Layendo esta noticia me he acordado de ti... http://www.elmundo.es/elmundo/2007/08/29/cultura/1188421261.html

¿No te recuerda tantísimo a una foto que uitlizaste en una entrada tuya que por cierto me encantó?

Elena. dijo...

Sí, el estilo y el ángulo de enfoque de esta imagen de Bush (que también parece Nixon) son similares al autorretrato de Lucien Freud que utilicé en una entrada de mayo.