martes, 11 de septiembre de 2012

Vila-Matas versus (la deriva de) Walter White

«[...] Asombra la cantidad de personas incapaces de ver que en La mosca los guionistas, cansados del corsé narrativo de tantas semanas de narración estándar, se liberaron de las presiones comerciales y en un vuelo artístico magistral lograron adentrarse en la esencia misma de la historia que cuenta la serie.

"Mi cabeza no es el problema, la mosca sí lo es", dice muy airado Walter White a su sorprendido asistente, y luego inicia un memorable monólogo faulkneriano (que encontraremos en TeleShakespeare, de Jorge Carrión, publicado por Errata Naturae) sobre la contaminación y otros temas dramáticos que el vuelo solitario de una mosca potencia con razonada demencia: "El universo es aleatorio. Es un caos. Partículas subatómicas sin un fin que colisionan sin rumbo, eso nos dice la ciencia, pero no nos dice porque un hombre cuya hija va a morir esa misma noche se toma una copa conmigo…".

Todavía bajo los efectos del monólogo de Breaking Bad, acabo de ver en el noticiario de TV3 un reportaje sobre la vida y muerte del mosquito tigre en Cataluña y me ha parecido —mosca contra mosquito— que estaba viendo una pieza de ficción, como tantas del inefable informativo gubernamental, mientras que el episodio de La mosca, en cambio, no sólo se ajustaba a la verdad sobre la condición humana, sino que era de un realismo sobrecogedor.»


detalle fotograma de 'La mosca' (Breaking Bad, s03e10)

6 comentarios:

Elena dijo...

Por cierto, y ahora que V-M se ha ido a Kassel y no me ve, tengo que confesar mi asombro ante su voracidad: "...Breaking Bad, cuyas tres primeras temporadas devoré ayer en sesión continua exagerada".

Y yo que pensaba haber batido un récord cuando 6/9/2010 dije "Gracias a Í hemos podido disfrutar de esta serie al ritmo que nuestras ganas de más nos imponía, es decir, tres temporadas en tres semanas (que desgraciadamente acabaron anoche)."

En cualquier caso, en dosis pequeñas, medianas o grandes, qué gran serie, recórcholis. Y qué pena que ahora que estamos a mitad de la quinta y última temporada haya que esperar hasta 2013 para conocer el desenlace de la historia.

E V-M dijo...

También hay moscas en Kassel! Y llueve de vez en cuando...

E V-M

Elena dijo...

Atiza! No me acordaba que se ha llevado un portátil y lo ve todo desde allí ;) Pues nada, que vaya muy bien en la Documenta y sobre todo, si es posible, por favor, tráete la luvia para acá. Mucha lluvia, please.

Andrés dijo...

Buen post para un día como hoy, claro que sí: enhorabuena a EMV por escribirlo, a HastaElena por publicarlo. A mí el episodio de la mosca en el superlab subterráneo me dejó algo atónito en su momento; aunque pensado ahora como un monólogo faulkneriano ya me interesa más.

Aunque tengo que decir que esa voracidad (tres temporadas en un algo más de un día) me parece simplemente imposible ;-)

Por cierto, ¿Alguien me da una pista sobre dónde ver, los que no tenemos tv por cable, la 5ª temporada, de la que tan ansiosos nos quedamos tras el inefable final de la 4ª? Gracias, y sendos abrazos. AM.

Elena dijo...

Hola, Andrés.
A mi también me parece muy interesante el enfoque que EVM (EMV para ti, as always) da a la historia, y las palabras que dedica a Mr. White "...ese panorama de fatalidad lo compaginará, sin embargo, con una inocultable fascinación por lo ilegal, por la transgresión pura y dura, por el trato apasionante con los mafiosos que contaminan su genio de químico creativo, en definitiva, por el desvío atroz y sin salida". Quizás son todas estas cosas lo que hacen de él un personaje tan interesante.

Por lo demás, te acabo de enviar un correo ;)

Un día especial dijo...

- A. aparece en el desayuno.
- E., en Kassel, se siente "como si estuviera devorando BB en sólo 5 minutos",
- L. lidia con 3 úlceras gástricas.