lunes, 21 de abril de 2008

Ella, tan amada

Mum&Doter1979 Ella, tan amada,
tanto, que una lira se desbocó en lamentos
nunca oídos antes de labios de plañideras;
lamentos que conformaron un mundo
en el que todo volvía a estar presente: bosque y valle
y camino y pueblo, campo y río y animal;
y que en torno a este mundo-lamento, igual
que en torno a la otra tierra, iba un sol
y un silencioso cielo estrellado,
un cielo-lamento con estrellas deformadas:
Ella, tan amada.

Rainer María Rilke (Praga, 1875 - Suiza, 1926)
Sonetos a Orfeo, XXIV

9 comentarios:

Elena dijo...

Dicen que Bertrand Rusell dijo que lo más difícil de aprender en la vida es qué puente hay que cruzar y qué puente hay que quemar.

Andrés dijo...

Bueno, el de la paternidad propia está claro que hay que cruzarlo; eso sí, sin sucumbir a la tentación de quemar el puente de... ser hijo del padre propio. Difícil equilibrio, desde luego. Entiendo que Rilke es perfectamente aplicable a un hijo varón... Él, tan amado. Abrazos, Am

¿10586... más es menos? dijo...

[una lira se desbocó en lamentos]

menos es más dijo...

[mientras ella se ahogaba en una rabia oceánica]

Elena dijo...

Andrés, creo que últimamente hay mucha gente entre las nuevas generaciones que no tiene tan claro eso de cruzar el puente de la propia p(m)aternidad.

Por otra parte, es curioso pero a pesar de pensar que Russell tiene razón, yo sigo prefiriendo que los puentes me crucen a mí. (¿Será porque aún no he aprendido a distinguirlos?)

[Por cierto, se me acaba de ocurrir que 10.586 días son 29 años.]

Manuel Márquez dijo...

¿Tú y tu peque, supongo, compa Elena? No sé cuánto tiempo tendrá la foto, pero me resulta muy enternecedora, vaya que sí. En cuanto a los versos de Rilke y las consideraciones de Russell, me pierdo un poco. A ver si después de comer algo...

Un fuerte abrazo.

Superwoman dijo...

Yo creo que es un poco al contrario. Sabes que puentes has de quemar, pero lo dificil es resistirse a la tentacion de no quemarlos.
Un supersaludo

mlle mignonne dijo...

qué guapa tú y qué pequeña la prima! descubriendo tu blog, así más en contacto! besos familiares
ampa

Elena dijo...

pues qué buena sorpresa, amparo; encantada de establecer un nuevo sistema de comunicación ;) abrazos