lunes, 27 de abril de 2020

Todo esto existe, de Íñigo Redondo

Íñigo Redondo (1975)
TODO ESTO EXISTE
Literatura Random House, 2020 - 384 págs. - fragmento
[le ha gustado a (casi) todo el mundo menos a mí]
«A mamá le gusta mucho el concierto de Año Nuevo. Siempre se sienta a escucharlo. De hecho no recuerda ningún día de Año Nuevo en que mamá lo haya dejado pasar. Irina no puede pensar en otra cosa mientras suenan en la radio las cuerdas de un vals de Strauss que ha oído muchas, muchas veces, aunque no se acuerda de cómo se llama. Alexéi apenas presta atención a la música cuando abre la ventana para ventilar. Cierra rápidamente. El frío es excesivo. Fuera está nevando y lloviendo intermitentemente. Irina se acurruca en el sofá bajo una manta. Alexéi sale del salón y regresa de nuevo con la ropa recién lavada en un barreño. Lo deja en el suelo y vuelve a salir. Ahora viene con el tendedero. Busca un rincón en que plantarlo y empieza a poner unos papeles de periódico en el suelo para cuando empiece a escurrir el agua de la ropa. Irina pide silencio con irritación, se levanta del sofá y sube el volumen de la radio. Alexéi hace una señal de disculpa y sale llevándose el tendedero en una mano y el barreño en la otra. Quizá lo mejor es ponerlo en la bañera. Irina se queda sola escuchando el final del vals de Strauss que ha oído muchas, muchas veces, aunque no se acuerda de cómo se llama.» (págs. 138-139) [y mas o menos así, casi 400 interminables páginas]

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...