domingo, 24 de febrero de 2019

Mi vida en la carretera, de Gloria Steinem

Gloria Steinem (Ohio, 1934)
MI VIDA EN LA CARRETERA
[My Life on the Road, 2015]
Trad. Regina López Muñoz
Alpha Decay, 2016 - 348 págs. - Bibl. F. Bonnemaison
[absorbente]
«Por primera vez fui testigo de la magia tan antigua como moderna de los grupos donde todos pueden hablar por turnos, todos deben escuchar, y el consenso se considera más importante que el tiempo. No tenía ni idea de que los círculos de discusión habían sido una forma de gobierno muy común a lo largo de casi toda la historia del ser humano, desde los bosquímanos del sur de África, antepasados de todos nosotros, hasta las primeras naciones de mi propio continente, donde algunos estratos de dichos círculos se convirtieron en la Confederación Iroquesa, la democracia ininterrumpida más antigua del mundo. Los círculos de discusión también existieron en Europa antes de que las inundaciones, las hambrunas y las normas patriarcales los sustituyeran por las jerarquías, los sacerdotes y los reyes.» (pág. 76)



«Cuando una estudiante de Derecho de Laguna procedente de Nuevo México se quejó de que en sus asignaturas no se citaba la Confederación Iroquesa como modelo para la constitución estadounidense [...] me pareció una romántica. Sin embargo, leí sobre la Convención Constitucional y descubrí que, efectivamente, Benjamin Franklin había citado la Confederación Iroquesa como modelo. Franklin sabía de su éxito para unificar vastas áreas de Estados Unidos y Canadá y sembrar la concordia de las naciones nativas para la toma de decisiones colectivas, pero también en lo relativo a fomentar la autonomía en las decisiones locales. Y el aspiraba a que la Constitución hiciera lo mismo con los trece estados, de ahí que invitara a dos iroqueses a Filadelfia como consejeros. Se dice que una de las primeras preguntas que formularon fue: "¿Dónde están las mujeres?".» (pág. 312)


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...