martes, 14 de julio de 2020

Las estrellas, de Paula Vázquez

Paula Vázquez (Buenos Aires, 1984)
LAS ESTRELLAS
Tránsito, 2019 - 160 págs. - inicio
- Lata Peinada
- Amor y memoria
[sobre el duelo infinito]
«El tratamiento es experimental y no se cobra. Piden una donación que hay que dejar al momento de recibir la dosis para los primeros tres meses. Cuando llené los formularios y envié los estudios puse un número que me parecía adecuado para donar a un laboratorio cubano que ofrecía un tratamiento contra el cáncer de modo experimental. Me dijeron que el monto era excesivo. Pusieron un tope para mi donación.
    [...] La sala de espera era la reunión de tres o cuatro sillas de plástico en lo que había sido la cochera de la casa. Había dos hombres y una mujer, todos cubanos, todos esperando con sus botellas de agua destilada entre las manos. A los pacientes que pueden ir más seguido les dan la preparación diluida. A quienes, como yo, deben cargar el medicamento a otro país, les entregan dos botellas con un concentrado del veneno y las instrucciones para diluirlo.
    Abro Noches azules, leo apenas unos párrafos cuando la única mujer en el lugar empieza a hablarme. Se llama Kari y está ahí para buscar la dosis de su cuñado, enfermo de cáncer de pulmón hace ya un año y medio. Me cuenta de los buenos resultados del tratamiento. Nada funcionaba hasta que empezó a tomar el Escozul. Como ese hay muchos testimonios: en la página web del laboratorio, entre los cubanos, en pacientes argentinos a través de los que conocí el tratamiento.
Paula Vázquez     [...] Llega su turno y antes de perderse por el pasillo me anota en un papel su e-mail. Debajo de la dirección de correo electrónico, compuesta por una palabra y unos números que adivino el año de su nacimiento, leo "Caridad". Me desea suerte y a modo de saludo dice "En Cuba todo el mundo ayuda".» (págs. 90-91)
«El duelo suele ser más largo que su relato: Carta a mi madre de George Simenon, Una muerte muy dulce de Simone de Beauvoir y Desgracia indeseada de Peter Handke son nouvelles, como si el relato de la muerte materna exigiera cierta síntesis ascética en el estilo, cierto laconismo en la pena. Las estrellas se merece formar parte de esa serie entrañable». María Moreno.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...