jueves, 2 de julio de 2020

Niña, mujer, otras, de Bernardine Evaristo

Bernardine Evaristo (Londres, 1959)
NIÑA, MUJER, OTRAS
[Girl, Woman, Other, 2019]
Trad. Julia Osuna Aguilar
AdN, Alianza de Novelas, 2020 - 496 págs. - inicio
- La diáspora angloafricana en Londres, M. Monmany
- Rompiendo esquemas, Ana Polo Alonso
:: ada mae :: amma :: augustine :: bibi :: bisa :: bummi :: carole :: clovis :: courtney :: daisy :: dominique :: edwin :: freddy :: gaia :: giles :: grace :: hattie :: helen :: jeremy :: joseph :: julia :: kofi :: la tisha :: laverne :: lennox :: lily :: margaret :: megan/morgan :: nenet :: nzinga :: omofe :: penelope :: rachel :: roland :: shirley :: simone :: slim :: sonny :: sylvester :: waris :: winsome :: yazz ::
[novela en verso / fascinante en forma y contenido]

    «Megan respondió que estaba todavía aclarándose las ideas, tomándose su tiempo, no hacía tanto que se había quedado desconcertada al encontrarse con tantos cientos de géneros por internet, lo que era un fastidio porque complicaba la cosa
     se había pasado horas rastreando, valorando, evaluando
    géneros como mujer trans, hombre trans y no binarie obraron sentido, y encontró a personas no binaries de otros países como los hijras de India y los dos espíritus de los nativos americanos, otros eran idas de olla totales como las personas quivergénero (de género fluido con una intensidad que fluctúa); las poligénero (que se identifican con múltiples géneros); o personas de género estático, como la estática borrosa de la televisión, y ¿cómo puede cambiarte el género varías veces al día como aseguran las personas de género sincrónico? Bibi, para cuando terminé de viajar por el extremo reloco del Transgeneroverso estaba agobiada a muerte, yo le llamo el Transmanicomioverso, que los encierren a todos y tiren las llaves XDD
    Bibi respondió al instante cómo te atreves a faltarle al respeto al derecho de las personas trans a autodefinirse, será raro para ti no para ellxs, hablas como una opresora ignorante, no vengas a nuestro mundo a cachondearte de nosotrxs, ¡vete a la mierda!
    Megan respondió al ataque con un vete a la mierda tú
    enviado con el calentón del momento

    siguió un silencio total durante casi cuatro días, Megan temía haberla perdido, no quiso ser la primera en establecer contacto
    lo hizo Bibi
    dos palabras sencillas
    deberíamos quedar.» (págs. 350-351)

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...